Carne

Berenjenas rellenas de carne: Receta fácil

Las berenjenas rellenas de carne son una receta fácil de preparar, que no requiere mucho tiempo ni dinero.

Combina una variedad de sabores entre el relleno, la salsa bechamel y el propio de la berenjena.

Puedes prepararlas para cualquier ocasión y encantar a todo aquel que las pruebe.

Ingredientes de la receta

Ingredientes de la receta

Los ingredientes principales de esta deliciosa y saludable receta son cuatro berenjenas, 300 gramos de carne picada de ternera, 300 gramos de carne picada de cerdo, 100 gramos de queso rallado, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

El sofrito del relleno se prepara con 500 gramos de tomate triturado, una cebolla, un pimiento rojo, dos dientes de ajo y una cucharadita de romero y tomillo seco.

Por último, para preparar la salsa bechamel que cubre a la berenjena antes de gratinar, se necesita un litro de leche, una cucharadita de nuez moscada, 70 gramos de mantequilla y 70 gramos de harina.

Cómo preparar berenjenas rellenas de carne

Lava y corta el tallo de las berenjenas. Haz un corte a lo largo de la berenjena para obtener dos mitades.

Coge el cuchillo y haz pequeños cortes en forma de rejilla sobre la pulpa de la berenjena,  teniendo cuidado de no cortar su piel.

Precalienta el horno a 180º centígrados y prepara las berenjenas para hornearlas, colocándolas sobre una bandeja y cubriendo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. 

Con el horno ya caliente, introduce la bandeja con las berenjenas y deja que se horneen durante 20 minutos.

Una vez cocidas, retira las berenjenas del horno y deja que se enfríen para quitarles su pulpa con facilidad. Reserva hasta que esté listo el relleno.

Toma una sartén y colócala a fuego bajo. Añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sofríe la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento rojo previamente picados. 

Deja al fuego durante 15 minutos mientras remueves, rectifica su sabor con sal y pimienta al gusto.

Agrega la pulpa de la berenjena picada junto a la carne de cerdo y ternera en la sartén con el sofrito.

Cocina las carnes el tiempo que sea necesario para que te asegures que está bien cocida y desmenuza con una paleta de madera para evitar que queden trozos grandes.

Vierte el tomate triturado sobre la mezcla de las carnes junto al tomillo y el romero. Remueve todo, cocina para que la carne absorba los sabores durante unos 30 minutos y apaga el fuego.

Mientras se reduce el tomate, es momento de preparar la salsa bechamel.

En un cazo, calienta la mantequilla hasta que se derrita. Una vez líquida, agrega la harina y mezcla durante unos tres a cinco minutos.

Al notar que la harina esté tostada, agrega -poco a poco- el litro de leche mientras sigues removiendo la mezcla.

Mientras mezclas notarás que se vuelve cada vez más ligera. Ese es el momento donde debes agregar la cucharadita de nuez moscada y reservar.

Con el relleno y la salsa bechamel lista solo queda terminar las berenjenas rellenas de carne y gratinar.

Precalienta el horno a 200º centígrados mientras preparas las berenjenas.

Toma la bandeja con las berenjenas y rellénalas con una buena cantidad de carne, para luego cubrirlas con una capa de salsa bechamel y queso rallado.

Introduce la bandeja en el horno durante 10 minutos, retira cuando el queso se gratine y estarán listas para comer.

Errores que debes evitar al cocinar berenjenas rellenas de carne

Al igual que cualquier receta, siempre hay posibilidades de cometer un error. 

Para evitar eso, te dejamos unas recomendaciones para preparar unas deliciosas berenjenas rellenas de carne sin inconvenientes.

Guardarlas demasiados días

Si te sobraron algunas berenjenas rellenas de carne puedes guardarlas y comerlas al día siguiente, pero no debe pasar más tiempo.

Esta receta tiende a fermentarse con rapidez, así que no queremos que comas un plato que no esté en sus mejores condiciones luego de dos días.

No utilizar la parte alta del horno 

Utiliza la parte alta del horno para que el gratinado de las berenjenas rellenas de carne sea perfecto.

De lo contrario, no tendrá la consistencia deseada y necesitará ser horneado por más tiempo.

No utilizar verduras de temporada para el relleno

Al preparar el relleno de las berenjenas lo mejor es utilizar las opciones seguras como el tomate, los pimientos o la cebolla.

Utilizar algunas verduras de temporada para el relleno pueden no combinar con la berenjena y terminas preparando un plato con un pésimo sabor.

Una mitad de berenjena más cocida que otra

Un error al cocinar las berenjenas es no verificar que todas estén igual de cocidas.

Suele suceder que el calor no se distribuye de la mejor manera en el horno. Por ende, debes verificar su cocción a la mitad y al final de su tiempo dentro del horno.

Así sabrás si es necesario dejar alguna mitad dentro del horno por unos minutos más.

Comprar berenjenas inadecuadas para la receta

Para la receta de las berenjenas rellenas de carne puedes elegir entre la negra o la morada. También puedes pedir al proveedor la variedad mallorquina.

Eso sí, evita preparar esta receta fuera de temporada. Estas berenjenas no tienen un sabor tan agradable y son costosas.

Utilizar un cuchillo para retirar la pulpa

Cuando retires las berenjenas del horno, debes retirar su pulpa para rellenarlas con la carne. Al hacerlo, utiliza una cuchara y evita los cuchillos.

Una cuchara permite retirar la pulpa con facilidad sin cortar la piel, mientras que el cuchillo puede dañar la berenjena y que no sea viable para rellenar.

No prepararlas antes de hornear

La receta necesita que laves y cortes el tallo de las berenjenas, además de cortarla por la mitad a lo largo.

Si no quitas el tallo, será difícil cortarlas a lo largo para rellenar.

Acompañantes ideales a la berenjenas rellenas de carne

Por lo general, las berenjenas rellenas de carne suelen comerse solas por ser una receta completa.

Pero si deseas agregar un complemento, asegúrate de que sea una guarnición que no opaque a la berenjena rellena como elemento principal.

Un buen ejemplo para acompañar las berenjenas rellenas de carne son las ensaladas, arroz, patatas horneadas, purés u hortalizas vaporizadas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba