Cocina creativa: Descubre el arte de cocinar con bolsas de plástico

Cocinar con bolsas de plástico es una técnica culinaria que se ha vuelto popular en los últimos años, ya que permite a los cocineros mantener la humedad y los nutrientes de los ingredientes mientras estos se cocinan.

Este método innovador ofrece numerosos beneficios y ventajas, tanto en la preparación de los alimentos como en la limpieza posterior. 

Sigue leyendo y conoce los motivos por los que deberías utilizar esta técnica, los preparativos necesarios y algunos consejos útiles para cocinar con bolsas de plástico.

Introducción a la Cocina Innovadora con Bolsas de Plástico

Introducción a la Cocina Innovadora con Bolsas Plásticas

La cocina innovadora con bolsas de plástico ha revolucionado la forma en que preparamos nuestros alimentos. 

Por ende, nos hemos propuesto presentarte los conceptos básicos de la cocina innovadora con bolsas de plástico y cómo pueden transformar tus experiencias culinarias. 

Descubre cómo estas bolsas te permiten experimentar con nuevos sabores, retener los jugos de los alimentos y simplificar el proceso de cocinado. 

Explorando las Posibilidades de Cocinar con Bolsas de Plástico

Cocinar con bolsas de plástico puede abrir un mundo de posibilidades culinarias, puesto que puedes utilizarlas para ejecutar distintas tareas.

Entre las posibilidades de cocinar con bolsas de plástico encuentras técnicas como:

  • Cocción al vacío: Las bolsas de plástico aptas para cocinar al vacío son ideales para resaltar los sabores y mantener la jugosidad de los alimentos. 

Puedes sellar ingredientes como carnes, pescados, mariscos o vegetales junto con hierbas, especias y condimentos en bolsas de plástico y sumergirlas al baño maría a temperatura controlada durante un tiempo determinado. 

  • Marinar: Las bolsas de plástico son prácticas para marinar alimentos. Puedes combinar tus ingredientes con adobos, salsas o marinadas en una de estas bolsas selladas y dejarlas en el refrigerador durante varias horas.

El plástico ayuda a que los sabores se impregnen de manera uniforme en los alimentos.

  • Asado en bolsas de plástico: Puedes cocinar carnes, aves o pescados en bolsas de plástico aptas para el horno. 

Coloca el alimento aderezado y los ingredientes complementarios en la bolsa, sella herméticamente y hornea a la temperatura y tiempo recomendados por la receta a seguir para obtener un plato jugoso y lleno de sabor.

  • Elaboración de salsas y cremas: Las salsas o cremas también se pueden cocinar con bolsas de plástico. 

Coloca los ingredientes en la bolsa y mezcla bien aplastando y amasando hasta obtener la textura deseada. Esto es especialmente útil para salsas frías como mayonesa o aderezos.

Es importante destacar que al cocinar con bolsas de plástico, es fundamental utilizar bolsas aptas para alimentos, así como cumplir con las recomendaciones de seguridad y uso del fabricante. Además, es esencial tener en cuenta las temperaturas adecuadas y asegurarse de que las bolsas estén correctamente selladas para evitar fugas o contaminaciones.

Beneficios y Razones para Adoptar esta Técnica en la Cocina

Además de las múltiples maneras en que puedes emplear las bolsas de plástico para cocción, estas herramientas de cocina tienen importantes beneficios y puntos que apoyan su uso.

Los beneficios y razones para adoptar esta técnica en la cocina son:

  • Conservación de nutrientes: Al cocinar en bolsas de plástico, los alimentos se cocinan en su propio jugo, lo que permite retener una mayor cantidad de nutrientes, sabores y jugos naturales. 

Esta técnica es ideal para cocinar carnes, pescados y vegetales que se mantendrán jugosos y tiernos.

  • Versatilidad: Las bolsas de plástico son adecuadas para cocinar una amplia variedad de alimentos. 

Desde marinar carnes, cocinar al vapor, preparar sopas o guisos y hasta hacer postres, las posibilidades son infinitas.

  • Ahorro de tiempo: Al no ser necesario utilizar recipientes adicionales, el proceso de preparación se simplifica y acelera considerablemente. 

Además, al cocinar en bolsas plásticas, no es necesario remover constantemente los alimentos, lo que implica un ahorro de tiempo significativo.

  • Menos grasas y aceites: Al cocinar en estas bolsas, se requiere una menor cantidad de grasas y aceites para evitar que los alimentos se peguen a la superficie de cocción. Esto nos permite disfrutar de comidas más saludables sin sacrificar el sabor 

Preparativos y Consejos Previos para Cocinar con Bolsas de Plástico

Cocinar con Bolsas de Plástico

Los preparativos y consejos previos son fundamentales en el momento de cocinar con bolsas de plástico. 

Estas bolsas ofrecen una forma conveniente y eficiente de cocinar diversos alimentos, pero es importante tomar ciertas precauciones para garantizar una experiencia segura y deliciosa. 

Desde la elección de las bolsas adecuadas hasta la preparación de los alimentos y la consideración de los tiempos y temperaturas de cocción, te enseñaremos cómo utilizar estas bolsas de manera efectiva y segura. 

Selección Apropiada de Bolsas: Tipos y Tamaños

La selección apropiada de bolsas de plástico para cocinar es fundamental para garantizar resultados exitosos en tus preparaciones culinarias. 

Tienen que ser bolsas diseñadas para uso alimentario y que sean seguras para cocinar. Verifica que las bolsas sean aptas para altas temperaturas y que no contengan productos químicos nocivos.

Puedes encontrar las bolsas diseñadas para tipos específicos de cocción como cocción en horno y al vacío. Caracterizadas por: 

  • Bolsas de plástico aptas para cocción en horno: Estas bolsas están diseñadas para resistir altas temperaturas en el horno. Son ideales para cocinar carnes, aves, pescados, vegetales y otros alimentos. Asegúrate de que la bolsa esté etiquetada como apta para cocción en horno antes de utilizarla.
  • Bolsas de plástico para cocción al vacío: Estas bolsas permiten cocinar al vacío, lo que ayuda a retener los sabores y jugos de los alimentos. Son ideales para preparar carnes tiernas y jugosas. Asegúrate de seguir las instrucciones de uso específicas para este tipo de bolsas.

Además, debes estar atento a los tamaños adecuados. Las bolsas de plástico para cocción vienen en diferentes tamaños, desde pequeñas bolsas individuales hasta bolsas más grandes para cocinar porciones más grandes. 

Selecciona el tamaño de bolsa adecuado, de acuerdo con la cantidad de alimentos que desees cocinar.

Bolsas Aptas para Cocinar y sus Características

Las bolsas aptas para cocinar son una excelente opción para aquellos que desean experimentar en la cocina de una manera práctica y conveniente. 

Tienen características particulares que son las que garantizan un resultado excepcional en la cocción de los alimentos. Entre ellas encontramos:

  • Material seguro para alimentos: Las bolsas aptas para cocinar están fabricadas con materiales seguros para el contacto con alimentos. 

Por lo general, están hechas de plástico resistente al calor, como polietileno o nylon. Estos materiales no liberan sustancias dañinas durante la cocción.

  • Resistencia al calor: Las bolsas aptas para cocinar están diseñadas para soportar altas temperaturas en el horno o en el microondas. 

Pueden resistir temperaturas de hasta 200 grados Celsius, lo que permite cocinar una amplia variedad de alimentos, desde carnes y aves hasta pescados y vegetales.

  • Sellado seguro: Estas bolsas suelen contar con un sistema de cierre hermético, como una tira adhesiva o un cierre tipo zip. 

Esto asegura que los jugos y sabores de los alimentos se mantengan dentro de la bolsa durante el proceso de cocción, evitando fugas y derrames.

  • Permiten retener los sabores y jugos: Al cocinar en bolsas aptas para ello, los alimentos se cocinan en su propio jugo, lo que ayuda a retener los sabores y jugos naturales. 
  • Fácil limpieza: Estas bolsas son fáciles de limpiar, ya que se pueden lavar a mano o en el lavavajillas. Siempre teniendo en cuenta las indicaciones del fabricante.

Cómo Aprovechar las Bolsas para Marinados Eficientes

Bolsas para Marinados

Las bolsas de plástico para cocción pueden ser herramientas útiles para hacer marinados eficientes. 

El paso a paso para aprovechar al máximo estas bolsas de cocción para hacer un marinado es el siguiente:

  • Elige bolsas de plástico aptas para cocción: Asegúrate de utilizar bolsas de plástico aptas para cocinar. Estas bolsas están hechas de materiales seguros para alimentos y son ideales para marinar y cocinar.
  • Prepara los ingredientes y la marinada: Antes de colocar los alimentos en la bolsa, asegúrate de tener todos los ingredientes y la marinada listos. Puedes marinar carnes, aves, pescados o vegetales.
  • Añade los alimentos y la marinada: Coloca los alimentos en la bolsa de plástico y vierte la marinada sobre ellos. Asegúrate de que los alimentos estén completamente cubiertos por la mezcla para que absorban los sabores.
  • Elimina el exceso de aire y sella la bolsa: Antes de cerrar la bolsa, apriétala suavemente para eliminar el exceso de aire. Sella la bolsa de manera segura para evitar fugas durante el proceso de marinado.
  • Marina en el refrigerador: Coloca la bolsa de plástico con los alimentos en el refrigerador y déjala reposar. Esto permitirá que los sabores se desarrollen y que los alimentos se impregnen adecuadamente.

Consejos para el Acondicionamiento de Ingredientes en Bolsas

Cocinar en bolsas de plástico

Aunque las bolsas de plástico para cocinar son muy fáciles de usar para cualquier tipo de preparación de alimentos, nunca está de más tomar en cuenta algunos consejos.

Estas recomendaciones te ayudarán a tener una mejor manipulación y acondicionamiento de los alimentos a la hora de cocinar con bolsas de plástico.

  • Prepara los alimentos adecuadamente: Es importante cortar los alimentos en trozos no muy grandes y del mismo tamaño para asegurar una cocción uniforme. Agrega los condimentos y sazones deseados antes de sellar la bolsa.
  • Sella adecuadamente las bolsas: Asegúrate de sellar herméticamente las bolsas plásticas para evitar fugas durante la cocción. Utiliza doble sellado o clips si es necesario.
  • Ajusta el tiempo de cocción: Es importante seguir las instrucciones de tiempo y temperatura recomendadas para cada tipo de alimento. Recuerda que el tiempo puede variar dependiendo de la potencia del horno o el tipo de preparación.
  • Ten precaución al manipular las bolsas calientes: Espera unos minutos antes de manipular las bolsas recién cocidas, ya que pueden estar muy calientes. Utiliza guantes o pinzas resistentes al calor para evitar quemaduras.

Recetas Creativas para Cocinar con Bolsas de Plástico

Recetas para cocinar en bolsas de plástico

Las bolsas de plástico no solo son convenientes y fáciles de usar, sino que también ofrecen una amplia gama de usos culinarios. 

A continuación, te presentamos algunas recetas creativas para que cocinar con bolsas de plástico te resulte lo más fácil y apetecible.

Estas recetas son solo algunas ideas para despertar tu creatividad a la hora de cocinar en bolsas de plástico. La versatilidad y practicidad que ofrecen estas bolsas te permite preparar platos deliciosos de manera rápida y sin complicaciones. 

¡Atrévete a probar estas recetas y descubre un nuevo mundo de sabores y posibilidades en tu cocina!

Salmonetes con Hierbas: Sabor y Aroma Intensos

Los salmonetes con hierbas son una receta que deleita el paladar, con la combinación de sus ingredientes.El sabor de los salmonetes con hierbas frescas es ideal para cualquier momento del día, servido con acompañantes frescos y que resalten su sabor.

Ingredientes:

  • 4 salmonetes, limpios y sin escamas
  • 2 ramitas de romero fresco
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 2 ramitas de eneldo fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 rodajas de limón
  • Bolsas de plástico aptas para el horno o papel de aluminio

Su procedimiento es sencillo, y consta de los siguientes ocho pasos:

  • Precalienta el horno a 180 °C (350 °F) y prepara las bolsas plásticas aptas para el horno.
  • Lava y seca los salmonetes con papel absorbente. Luego, sazona los pescados con sal y pimienta al gusto, tanto por fuera como por dentro.
  • Coloca cada salmonete en una bolsa individual. Añade una ramita de romero, una ramita de tomillo y una ramita de eneldo en cada una.
  • Vierte una cucharada de aceite de oliva sobre cada salmonete. Añade una rodaja de limón encima de cada pescado.
  • Sella las bolsas plásticas asegurándote de que queden bien cerradas para evitar fugas durante la cocción.
  • Coloca las bolsas en una bandeja de horno y hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que los salmonetes estén cocidos y se desmenucen fácilmente.
  • Retira las bolsas del horno y con cuidado ábrelas, teniendo en cuenta el vapor caliente que puede escapar.
  • Sirve los salmonetes directamente en sus bolsas o transfiérelos a platos individuales. Puedes acompañarlos con una guarnición de vegetales asados, patatas al horno o una ensalada fresca.

Pollo con Limón y Romero: Jugosidad Garantizada

El pollo con limón y romero es una receta deliciosa, fácil y rápida de preparar. Puedes servirla en cualquier ocasión, acompañada con las guarniciones de tu preferencia para potenciar su sabor.

Los ingredientes para preparar esta receta son:

  • 4 piezas de pollo (muslos, pechugas o piernas)
  • 2 limones, cortados en rodajas
  • 4 ramitas de romero fresco
  • 4 dientes de ajo, machacados o picados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Bolsas plásticas aptas para el horno

En cuanto a las preparación:

  • Precalienta el horno a 180 °C (350 °F) y prepara las bolsas plásticas aptas para el horno.
  • Sazona los trozos de pollo con sal y pimienta al gusto.
  • Coloca cada pieza de pollo en una bolsa plástica individual. Añade una rodaja de limón, una ramita de romero y un diente de ajo machacado en cada una.
  • Vierte una cucharada de aceite de oliva sobre cada pieza de pollo y asegúrate de que todos los ingredientes estén bien distribuidos.
  • Sella las bolsas plásticas asegurándote de que queden bien cerradas para evitar fugas durante la cocción.
  • Coloca las bolsas en una bandeja de horno y hornea durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que el pollo esté bien cocido y jugoso. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tamaño de las piezas de pollo.
  • Retira con cuidado las bolsas del horno y ábrelas teniendo en cuenta el vapor caliente que puede escapar.
  • Sirve el pollo directamente en sus bolsas o transfiérelo a platos individuales. Puedes acompañarlo con una guarnición de vegetales asados, arroz o puré de patatas.

También te puede interesar

Descarga ya nuestras 10 recetas VIP rápidas para ir al trabajo

Si no tienes tiempo pero te gusta comer bien en el trabajo echa un ojo a nuestras 10 recetas para llevar al trabajo! Prepáralas en menos de 20 minutos.

Ir arriba