Saltar al contenido

Colas de mar, recetas fáciles y deliciosas

Colas de mar, recetas fáciles y deliciosas

¿Colas de mar? Recetas que no pueden faltar en tu libro de cocina, sobre todo cuando deseas sorprender a tu familia y amigos. 

En esta ocasión, te daremos a conocer distintas recetas con colas de langosta, la parte más apreciada y carnosa de este popular marisco.

Anímate a prepararla y confirma que no hay nada mejor como comer cola de langosta, receta hecha en casa.

Colas de mar, receta a la gallega

Colas de mar, receta a la gallega

La cola de langosta a la gallega es una deliciosa receta que puedes preparar como aperitivo, perfecta para celebrar una ocasión especial. 

Para prepararla necesitas una cola de langosta, una patata, pimentón ahumado, aceite de oliva virgen extra y sal al gusto. 

Lava la patata, cúbrela con papel film e introdúcela en el horno microondas durante siete minutos para que se cocine. 

Cuando esté lista, retírale la piel y córtala en finas láminas con ayuda de una mandolina. Coge un plato, forma una cama con las lonchas de patatas y reserva. 

Corta la carne de la cola de langosta en filetes y saltea en una sartén, agrega un poco de aceite de oliva virgen extra para que no se pegue. 

Una vez cocida, coloca la cola de langosta sobre la cama de patatas y termina agrega sal al gusto, un chorrito de aceite de oliva y un poco de pimentón ahumado.

Llévala a la mesa y disfrútala mientras está caliente.

Colas de mar recetas asadas con ajo y pimentón

Colas de mar recetas asadas con ajo y pimentón

Otra alternativa para preparar colas de mar es esta receta de cola de langosta asada con ajo y pimentón. 

Necesitas dos colas de langosta frescas, una cucharadita de ajo en polvo, mantequilla clarificada, media cucharadita de pimienta blanca, una cucharada de mantequilla, una cucharadita de pimentón ahumado y sal. 

Primero, tienes que cortar el caparazón de las colas de mar. Utiliza unas tijera de cocina y comienza a seccionar por la mitad, asegurándote de sujetar la cola para no cortar la carne. 

Corta el caparazón hasta llegar a la aleta de la cola, ábrelo con tus dedos para separar y dejar al descubierto la carne. 

Cuando tengas listas tus colas de langosta, enciende tu horno o asador a la temperatura más alta para que se precaliente. 

Para adobar las colas de langosta, coge un bol pequeño y prepara una mezcla con el pimentón ahumado, el ajo en polvo y la pimienta blanca. 

Toma una bandeja y coloca las colas de langosta para cubrirlas con la mezcla de especias.

Agregarles media cucharada de mantequilla a cada cola de langosta, su labor será derretirse durante la cocción e impregnar las colas sabor con su sabor.

Dispón las colas de langosta sobre las rejillas de tu horno o asador, cocina durante 10 minutos o hasta que la carne de la cola de langosta este blanca y tierna. 

Retirarlas del fuego y sirve en un plato, junto a un cuenco con mantequilla clarificada.

¡Buen provecho!

Cómo comer cola de langosta con mantequilla de pimienta

Cómo comer cola de langosta con mantequilla de pimienta

Cuando hablamos de colas de langostas, recetas exquisitas y fáciles de hace, no puedes dejar de probar la versión que se prepara con mantequilla de pimienta. 

Para esta receta necesitas cuatro colas de langosta, ocho cucharadas de mantequilla, cuatro cucharadas y media de zumo de limón, dos cucharaditas de pimienta negra, un cuarto de taza de perejil fresco picado y una cucharadita de sal. 

Antes de comenzar a cocinar, recuerda cortar el caparazón con ayuda de una tijera de cocina hasta el inicio de la aleta y abrir un poco con ayuda de los dedos hasta poder ver la carne de las colas de langosta.

Agrega agua en una olla o cazuela hasta llenar tres cuartos de su capacidad. Colócale la tapa y calienta el agua a fuego alto. 

Cuando comience a bullir, agrega la cucharadita de sal junto a las cuatro colas de langosta, vuelve a colocar la tapa y déjalas cocinar entre 3 a 10 minutos. 

Mientras las colas de langosta están hirviendo, toma una sartén y derrite la mantequilla con el perejil, el zumo de limón, sal y pimienta. Reserva hasta servir.

Para retirar las colas de langosta del agua de la cocción, sácalas con unas tenazas y asegúrate que tengan un color rojo fuerte o su carne esté tierna. 

Colócalas sobre un plato para servir y cúbrelas con la mantequilla de pimienta que preparaste.

Colas de langosta al ajillo

Colas de mar receta al ajillo

No hay nada más apetecible que comer unas colas de langosta al ajillo con la guarnición que prefieras.

Para hacerlas necesitas cuatro colas de langosta, una cucharada de mostaza, dos limones, 80 mililitros de vino blanco, pimienta, sal, pasta de ajo y orégano. 

Coge una tijera de cocina, corta los caparazones de las colas de langosta para abrirla, retira la carne y colócalas en un bol. 

En el mismo bol de la carne de la langosta, añade el zumo de los limones, mostaza, vino blanco, dos cucharaditas de pasta de ajo, un poco de orégano sal y pimienta. Dejar reposar durante 30 minutos para que absorba todos los sabores. 

Derrite mantequilla en una sartén a fuego medio y cocina la carne de las colas de langosta por cada lado. Asegúrate de que no se cocine más de lo debido y pierda su textura tierna. 

Para darle más sabor a la carne, agrega el resto de la mezcla del marinado y espera a que se reduzca para emplatar y degustar.

Colas de mar a la parrilla

Colas de mar receta a la parrilla

Para preparar unas deliciosas colas del mar a la parrilla, lo mejor es acompañarlas con una mantequilla de hierbas frescas. 

Los ingredientes son cuatro colas de langosta, un diente de ajo picado, ocho cucharadas de mantequilla, pimienta negra, dos cucharadas de cebollino picado, una cucharada de hierbas frescas picadas, una cucharadita de salsa picante y aceite de oliva virgen extra. 

Comienza precalentando la parrilla en la que cocinarás tus colas de langosta, para ahorrar tiempo al prepararlas.

Prepara la mezcla para cubrir las colas de langosta colocando en un bol la mantequilla, salsa picante, hierbas, pimienta y ajo. 

Mezcla todos los ingredientes, con ayuda de una brocha, cubre cada una de las colas de langostas con esta preparación. Termina agregando un chorrito de aceite virgen extra sobre cada cola. 

Coloca las colas de langosta sobre la parrilla para que se cocinen durante 9 a 10 minutos, colocando la carne sobre las rejillas de la parrilla. Retira de la brasa cuando el caparazón tenga un color rojo fuerte y la carne esté tierna. 

Sirve en un plato, decorando con hierbas frescas picadas y algunos pedazos de limón alrededor de las colas de langosta. 

Asimismo, puedes colocar un cuenco pequeño con el resto de la mantequilla de hierbas que preparaste.

Consejos para lograr recetas con colas de langostas perfectas

Consejos para lograr recetas con colas de langostas perfectas

Las recetas con colas de langosta son opciones sencillas y versátiles de preparar, pero eso no significa que no sea necesario tener algunos trucos bajo la manga. 

Por ejemplo, para preparar estas colas de mar, las recetas pueden prepararse con cualquier tipo de langosta que encuentres en el mercado. Sin embargo, evita comprar langostas espinosas.

Para estar seguro de que no estás cocinando la carne de la cola de langosta de más, utiliza un termómetro para carnes que te ayude a verificarlo. Otra opción es pinchar la carne y verificar si está tierna.

Si vas a comer cola de langosta, asegúrate de que sea recién cocida. Si se recalienta, la carne estará más dura que al momento de su cocción. 

Por último, si cuando cocinas las colas de langosta su carne es de color rosa y no blanca como se menciona en las recetas, no te asustes. Las langostas hembras tienen su carne de un característico color rosa.