Cómo hervir mejillones

Saber hervir los mejillones adecuadamente hace la diferencia entre un plato bueno y uno excelente. En este artículo, lo guiaremos a través de una guía paso a paso para hacer precisamente eso. Desde el proceso de selección hasta la ejecución de cocinarlos, tenemos todo lo que necesita. También puede leer nuestro artículo sobre cómo hervir camarones.

Cómo seleccionar mejillones

El lugar obvio para comenzar es seleccionando sus ingredientes, en este caso, mejillones. Se dice que la grandeza es muchas pequeñas cosas que se hacen realmente bien. Cocinar es eso en la práctica. El primer paso en ese viaje es elegir los mejores mejillones limpios. Empecemos.

  • Comience seleccionando mejillones que estén vivos. Elija conchas cerradas, o en su mayoría cerradas. Si el caparazón está abierto, puede hacer una prueba de golpe para ver si está vivo. Si tocarlo hace que el mejillón se cierre, entonces todavía está vivo.
  • Cuando se trata de comida, cuanto más frescos sean los ingredientes, mejor será su plato. Los mejillones frescos estarán húmedos y tendrán una tez brillante.
  • Por último, trate de ir con tamaños consistentes. Si son de tamaño insuficiente o excesivo, es mejor mantenerse alejado.

Cómo preparar mejillones

El siguiente paso en la preparación es la preparación real de los mejillones. Para esto, la técnica y los conocimientos son esenciales para crear una comida de la que pueda estar orgulloso.

  • Mantener los mejillones frescos hasta que esté listo para comerlos es vital para obtener el mejor sabor posible. Mantenerlos húmedos y frescos hasta que esté listo para cocinarlos es la mejor manera de lograrlo.
  • De acuerdo con eso, espere para limpiarlos hasta que esté listo para cocinarlos. Hacer esto los mantendrá vivos hasta el último segundo posible.
  • Una vez que esté listo para cocinar y comer los mejillones, puede limpiarlos. Comience limpiando el exterior de las conchas. Frotarlos suavemente es la mejor manera de asegurarse de eliminar cualquier cosa marina o ser no deseado que pueda estar atrapado en ellos.
  • Este paso es fácil: como la mayoría de los alimentos, deles un enjuague adecuado.
  • Si está utilizando mejillones salvajes, asegúrese de quitar la barba. Para hacer esto, simplemente agarra la barba y la saca del caparazón.

preparar mejillones antes de hervir

Preparándose para hervir los mejillones

Bien, ahora nuestros mejillones están limpiados, preparados y listos para la acción. Recuerde, estamos aprendiendo a hervir mejillones, y si tenemos éxito, estamos trayendo un asunto gastronómico de clase alta a la mesa de la cocina de su hogar. Ahora que estamos listos para hervirlos, comience transfiriendo los mejillones a una olla de tamaño apropiado. Esto variará y dependerá de la cantidad que esté cocinando, pero debería poder ver esto.

Con nuestros mejillones en la olla, ahora lo llenaremos de agua hasta que los mejillones estén totalmente sumergidos. Estamos casi listos para hervir a estos tipos, pero primero, agregaremos un poco de sal para dar sabor. Use su discreción aquí, pero no tenga miedo de darle una buena dosis saludable.

agregue un poco de sal para el sabor

Cómo hervir mejillones

Hemos cubierto mucho terreno en este punto, y hemos puesto la mayor parte del trabajo requerido. Es decir, nos estamos acercando a la línea de meta. Antes de comenzar a hervir, querrás cubrir tu olla y aumentar el calor hasta alto. Una vez que el agua esté hirviendo, querrá cocinar durante unos cinco minutos en total. Siéntase libre de quitar periódicamente la tapa y revolver los mejillones y dejar que el agua salada entre. Tenga en cuenta que algunos de los mejillones pueden cambiar potencialmente los colores, generalmente tonos de naranja y amarillo, mientras que otros seguirán siendo tonos de blanco. En cualquier caso, cinco minutos serán más que suficientes en todos los ámbitos. Después de que este tiempo se acabe, puede eliminarlos del agua hirviendo y ponerlos en un plato.

sartén con mejillones

El toque final

Ya casi hemos terminado, pero antes de proclamar: “Voilà!»Tenemos un último paso. Como tantos platos, un pequeño golpe de ralladura de limón es un acto final maravilloso. Saca un limón fresco y exprime los jugos sobre los mejillones cocidos. Y así, ya terminaste.

limón fresco y exprimir los jugos

Por qué hervimos mejillones

Los mejillones hirviendo no solo crean una excelente experiencia gastronómica en el hogar, sino que también agregan una tonelada de nutrición a su dieta. De hecho, los mejillones son una fuente increíble de proteínas, ya que solo una porción representa el 40% de sus requerimientos diarios. Por lo tanto, es seguro decir que los mejillones te dan músculos.

Además, están cargados con una mezcla de vitaminas y minerales saludables para su cuerpo. Los mejillones hervidos son uno de esos platos que afortunadamente es saludable y delicioso.

mejillones hervidos

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba