Saltar al contenido

¿Cómo se cocinan las gulas? 7 recetas fáciles

¿Cómo se cocinan las gulas? 7 recetas fáciles

Para saber cómo se cocinan las gulas tenemos que entender -como paso previo- que son un ingrediente que se utiliza en recetas como ensaladas o que se come al ajillo durante festividades como navidad.

El siguiente punto a aclarar, al hablar de gulas es ¿sabemos qué son?

Las gulas son un alimento preparado con surimi, es decir, músculos de pescado en trozos. 

Son consideradas un sustituto ideal para las angulas, ya que su sabor y textura tienen una increíble similitud con las crías de las anguilas, que tiene un alto precio y no resultan rentables para las recetas, no solo por sus altos costos, sino por sus limitadas épocas de pesca.  

¿Deseas saber cómo se cocinan las gulas? Conoce algunas ideas de recetas con este peculiar ingrediente, para que las pongas a prueba en casa o en tu negocio.

Berenjenas rellenas de gulas

Berenjenas rellenas de gulas

Las berenjenas rellenas de gulas son una alternativa nutritiva y fácil de preparar, receta ideal al buscar cómo se cocinan las gulas.

Para ello debes comprar una berenjenas grande, dos dientes de ajo, dos tomates pequeños, 125 gramos de gulas frescas, tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, dos huevos, sal y pimienta. 

Corta la berenjena por la mitad, colócala en un envase tapado y déjala cocinar en el horno microondas durante siete a ocho minutos. 

Una vez pasado el tiempo, retírala del microondas y espera a que se enfríe para separar la pulpa de la berenjena y reservarla. 

Comienza a preparar el relleno sofriendo dos dientes de ajo picados con dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando se comiencen a dorar, retira la mitad y guárdala.

En esa misma sartén, coloca la pulpa que retiraste de la berenjena, saltea con sal y pimienta al gusto. 

La pulpa de la berenjena al ajillo será la primera capa de relleno de tu berenjena, así que distribuye bien entre las mitades.

Toma un cazo y coloca los 125 gramos de gulas, el ajo salteado que reservaste, los dos huevos y los tomates picados. Mezcla todo y deja cocinar hasta obtener un revoltillo. 

Sirve el revoltillo para terminar de rellenar tu berenjena y, si así lo deseas, puedes decorar con algunas hierbas frescas.

Rollos de calabacín con gulas

Rollos de calabacín con gulas

¿Deseas más ideas sobre cómo se cocinan las gulas? Los rollitos de calabacín con gulas y vinagreta no pueden faltar dentro de tus opciones para aperitivos.

Para prepararlos necesitas un pimiento verde, un calabacín, 200 gramos de gulas, un cuarto de pimiento rojo, el zumo de medio limón, una cebolleta y sal al gusto. 

Lava el calabacín y comienza a cortarlo con ayuda de una mandolina, para obtener láminas finas. Reserva las láminas de calabacín y comienza a preparar la vinagreta.

Corta los pimientos y la cebolleta en trozos pequeños. Cuando termines añade las gulas, el zumo de limón, sal al gusto y remueve.

Toma una lámina de calabacín y comienza a hacer los rollos, dejando un espacio en el centro para rellenar con una buena cantidad de la mezcla de la vinagreta.

Si tus rollos de calabacín no se mantienen firmes, utiliza mondadientes para que tengan mayor estabilidad y sea más fácil llevarlos a la boca.

Gulas al ajillo

Gulas al ajillo

Las gulas al ajillo son un plato ideal para festividades como navidad, aunque es justo decir que quedan bien en cualquier momento del año. 

Para prepararlo necesitas 500 gramos de gulas, una guindilla, dos dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra y sal. 

Toma una sartén y agrega un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Una vez que se caliente, coloca los dientes de ajo y la guindilla para saltearlos hasta que se doren. 

Añade las gulas frescas a la sartén con los demás ingredientes y no dejes de remover para que las gulas no se frían. 

Saltea hasta que las gulas absorban los sabores, agrega sal y pimienta al gusto.

Sirve en una fuente y llévala a la mesa.

Gulas salteadas con alcachofas

Gulas salteadas con alcachofas

Las gulas salteadas con alcachofas son una receta ideal como guarnición o entrada durante una comida especial. 

Necesitas 500 gramos de champiñones, seis dientes de ajo, 500 gramos de alcachofa, 300 gramos de gulas, sal y aceite de oliva virgen extra. 

Lava las alcachofas y los champiñones para comenzar a cortarlos. Corta las alcachofas en cuatro pedazos y lamina los champiñones. No te olvides de pelar los dientes de ajo y picarlos en trozos pequeños. 

Toma una sartén, agrega un poco de aceite de oliva y saltea los dientes de ajo. Una vez dorados, añade los trozos de alcachofa, champiñones y las gulas. 

Sirve sal al gusto, revuelve todos los ingredientes para que se integren y estará listo para comer.

Recetas de gulas con huevo

Recetas de gulas con huevo

Las recetas de gulas con huevos son clásicos que deben estar entre tus opciones de preparación para cualquier ocasión.

Es por ello que al hablar sobre cómo se cocinan las gulas, no podíamos dejar de tomar en cuenta estas dos opciones deliciosas, recetas con ingredientes sencillos de cocinar como las gambas y el jamón.

Gulas con huevo y gambas

Esta receta de gulas con huevo y gambas te tomará menos de media hora para cocinarla y disfrutar de su increíble sabor.

Para preparar esta deliciosa receta necesitas cuatro huevos, un diente de ajo, 200 gramos de gulas,12 gambas cocidas, aceite de oliva virgen extra y un cebollino picado. 

Comienza con la preparación del huevo poché, por lo que necesitas cortar varios cuadrados de papel film que midan 10 centímetros y colocarlos dentro de unas tazas, para ayudarte a mantener los huevos.

Sirve un huevo en cada cuadrado de papel film, agrega sal y pimienta al gusto, luego cierra los cuadrados con un nudo. 

Toma cada paquete de huevo e introdúcelo en una olla con agua hirviendo, déjalos durante seis minutos para que se cocinen de forma correcta.

Pasado el tiempo, retira los paquetes del agua, ábrelos para sacar el huevo poché y sírvelos en la fuente honda que utilizarás para la receta. 

En una sartén, saltea las gulas con un poco de aceite de oliva y un diente de ajo troceado. Remueve durante unos minutos y sirve las gambas salteadas en uno de los laterales de la fuente. 

Pela las gambas cocidas y colócalas en el otro lado de la fuente. Para rellenar el espacio del centro que quedó vacío, vas a colocar un tenedor para gambas.

Una buena opción es decorar con algunos trozos de cebollino picado y estará listo para comer.

Gulas con huevo y jamón

Si tu fuerte no son los mariscos, te traemos una receta excelente de gulas con huevo y jamón.

Para prepararla necesita 375 gramos de gulas frescas, 100 gramos de jamón en lonchas, dos dientes de ajo, dos huevos, una cayena y aceite de oliva virgen extra. 

Toma una sartén, agrega un chorrito de aceite de oliva virgen extra y fríe las lonchas de jamón hasta que estén crujientes. 

En otra sartén, sirve un poco de aceite para sofreír los dientes de ajo picados junto a la cayena, asegúrate de que se cocinen sin quemarse. 

Agrega el jamón y las gulas al sartén con el ajo y la cayena, para saltearlos hasta que absorban el sabor. 

Toma un cazo y fríe los huevos en abundante aceite hasta que estén en el punto de tu preferencia. 

Sirve colocando una base de salteado de jamón con las gulas y por encima el huevo frito.

Cómo se cocinan las gulas en ensaladas

Cómo se cocinan las gulas en ensaladas

Las ensaladas con gulas son una excelente fuente de vitaminas y demás nutrientes que necesita el cuerpo.

Otras ventajas es que son rápidas de preparar y combinan con cualquier plato principal.

Gula con pato y mango

La ensalada de gulas con pato y mango es una mezcla de sabores que te dejará con ganas de más. 

Para prepararla necesitas varios tipos de lechuga, 150 gramos de gulas, 10 aceitunas, medio pimiento verde y medio pimiento rojo, 100 gramos de jamón de pato, vinagre, un mango, una cebolla, pimienta y sal. 

Toma las hojas de lechuga, remójalas en un bol con agua y un chorrito de vinagre. 

Mientras la lechuga está en remojo, comienza a preparar la vinagreta cortando la cebolla, los pimientos y las aceitunas en pedazos pequeños. 

Añade un poco de vinagre, aceite de oliva virgen extra y sal, mezcla todos los ingredientes y reserva. 

Toma el mango, retírale la piel y córtalo en láminas finas. Disponlo en el plato formando una circunferencia.

Saltea las gulas en una sartén durante unos minutos y sírvelas en el centro de la circunferencia que formaste con las láminas de mango. 

En otra fuente, coloca las hojas de lechuga y el jamón de pato picado en trozos. Termina la receta sirviendo la vinagreta sobre todos los ingredientes.

Gulas con aderezo de mostaza

Otra alternativa fácil de preparar y deliciosa es la ensalada de gulas con aderezo de mostaza. 

Entre sus ingredientes encuentras 200 gramos de gulas, mostaza, tres dientes de ajo, varios tipos de lechuga, espinaca, rúcula, vinagre, tres guindillas, aceite de oliva virgen extra, una granada y sal. 

Lava la lechuga, espinaca y la rúcula. Cuando termines, toma la granada y retírale sus semillas con ayuda de una cuchara. 

Pela los dientes de ajo y colócalos junto a dos guindillas en un mortero para aplastarlos hasta formar una pasta. Sirve la mezcla en un envase y agrega aceite de oliva virgen extra, mostaza, sal y un poco de vinagre. 

En una sartén, agrega un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sofríe un diente de ajo y una guindilla, ambos picados en trozos pequeños. 

Cuando doren, agrega las gulas y saltea durante unos minutos. Forma una cama con la lechuga, la rúcula y las espinacas, y sirve las gulas salteadas en el centro.
Para terminar, vierte la vinagreta sobre la lechuga y las gulas, y ya tu ensalada estará lista para comer.