Cómo congelar verduras correctamente

Es normal tener dudas sobre si congelar verduras es el mejor método para conservarlas.

Sin embargo, podemos decirte que es una excelente forma de sacar provecho a las verduras que compres en el mercado y ahorrar tiempo al cocinar.

Aprende cómo congelar verduras y cuáles son los beneficios que aporta el uso de esta técnica de conservación.

¬ŅC√≥mo congelar verduras para mantener sus propiedades?

Congelar verduras tiene grandes beneficios, siempre que se realice de la manera correcta.

De esta forma, podr√°s garantizar la seguridad de los alimentos y que se conserven sus propiedades nutricionales.

Aprende cuál es el procedimiento correcto como congelar verduras con los pasos que te dejamos a continuación, así como este vídeo del canal de YouTube Simple Blending.

Lavar y cortar las verduras

Para comenzar tienes que lavar bien las verduras. Rocía con abundante agua para eliminar los rastros de tierra y demás suciedad adherida.

Pela la c√°scara de las verduras que lo ameriten y corta en trozos peque√Īos, f√°ciles de manejar y almacenar para congelar. 

Tienes la posibilidad de organizar las verduras cortadas en porciones individuales o para ser almacenadas en un solo envase.

Escaldar los alimentos

Con las verduras cortadas y reservadas, es momento de pasar a su escaldado.

Sirve agua en una olla y calienta a fuego alto hasta que comience a bullir. Baja la llama e introduce las verduras para que se cocinen entre uno a tres minutos.

Una vez listas, escurre el exceso de agua y sumerge en un bol con agua fría para cortar la cocción de las verduras. Seca con papel de cocina y coloca en una fuente.

Repite el mismo procedimiento con el resto de las verduras. Te recomendamos saltar este paso con el brócoli, perejil, jengibre, coliflor, maíz, cebolla y dientes de ajo.

Envasar las verduras 

Ya que tienes las verduras cortadas y cocidas, llegó el momento de envasarlas.

Elige el método que utilizarás para congelarlas. Dispones de opciones como envases de cristal o plástico con cierre hermético, bolsas ZIP y envasado al vacío.

En el caso de que elijas utilizar los envases con cierre hermético, debes dejar un par de centímetros libres entre los trozos de verdura y el cierre.

Esto se debe a que las verduras tienden a crecer con el proceso de congelación.

También puedes emplear bolsas de envasado al vacío. Permite almacenar las cantidades de verduras que desees, sellar las bolsas y retirar el aire con la máquina de vacío para que ocupe menos espacio de almacenamiento.

Tu √ļltima opci√≥n siempre tienen que ser las bolsas normales, puesto que ocupan un gran espacio del congelador por el aire que suelen concentrar en su interior.

Marcar la fecha de congelación e introducirlas en el congelador

Para culminar el proceso de congelar verduras, es importante marcar la fecha en los contenedores de las verduras.

Esto te permitir√° conocer el momento en que almacenaste cada verdura y utilizarlas en un tiempo adecuado.

La recomendaci√≥n es emplear las verduras congeladas entre ocho meses y un a√Īo.

Ventajas de congelar verduras

Muchas personas dudan sobre el uso de las verduras congeladas por creer que son m√°s da√Īinas que beneficiosas.

Sin embargo, existen pruebas de que congelar verduras tiene varias ventajas que te aconsejamos aprovechar al m√°ximo.

Aprende cu√°les son los puntos a favor de congelar verduras y no dudes en ponerlo en pr√°ctica dentro de tu hogar.

Ahorro de tiempo y facilidad al cocinar

Las verduras congeladas proveen un gran ahorro de tiempo y facilidad para cocinar.

Como las verduras ya est√°n limpias y cocidas, solo tienes que descongelarlas durante unos minutos para a√Īadirlas en las recetas que desees.

Incluso, si tienes bolsas con porciones de vegetales, te ser√° m√°s sencillo incorporarlas en los platos sin tener que congelar y descongelar lo que no utilizar√°s.

Evitas el desperdicio de alimentos

Las verduras congeladas son la mejor forma de combatir el desperdicio de alimentos.

La conservaci√≥n de las verduras extiende su vida √ļtil por meses y en las mejores condiciones, por lo que puedes aprovecharlas en cualquier momento sin tener que tirarlas a la basura.

Solo tienes que descongelar la cantidad que necesitas y devolver al congelador el resto para futuras recetas.

Sin conservantes artificiales

Congelar las verduras no requiere ning√ļn tipo de conservantes artificiales o aditivos que extiendan su vida √ļtil.

Solo tienes que cortarlas, escaldarlas y almacenarlas para poder congelarlas.

Seguro te sorprenderá que los alimentos conserven sus colores tal como el primer día, pero eso se debe a que el frío mantiene las verduras tal como las compraste.

Ofrecen un consumo seguro

Las bajas temperaturas a las que se someten las verduras durante la congelaci√≥n evita que se descompongan. 

Por ende, no existe un espacio para el crecimiento de microorganismos da√Īinos que la salud con el consumo de estos ingredientes.

Conservan sus propiedades nutricionales

Al congelar verduras, ayudas a conservar sus propiedades nutricionales tal como si estuviesen frescas.

Esto se debe a que se almacenan recién compradas, cuando tienen su mayor contenido de vitaminas, minerales y nutrientes.

Por su parte, el congelado permite que las verduras mantengan intactos su color, textura, sabor y olores.

Uso de verduras fuera de temporada

Por √ļltimo, congelar verduras te permite utilizar aquellas que est√°n fuera de temporada en tus recetas.

Además de cocinar con los ingredientes que deseas, ahorras dinero al evitar comprar estos productos a costes caros al ser importados desde otros países.

¬ŅC√≥mo se congelan las verduras?

El proceso de congelación de los alimentos consiste en:

* Lavar las verduras para eliminar rastros de tierra y dem√°s suciedad
* Cortar en trozos para facilitar su almacenamiento y posterior uso en recetas
* Escaldar las verduras por un par de minutos y escurrir el exceso de agua
* Almacenar en envases de cierre hermético o bolsas de envasado al vacío

¬ŅPor qu√© es bueno congelar verduras?

Congelar las verduras es una excelente alternativa de conservación. Mantienen su frescura, color, textura y las propiedades nutricionales.

Asimismo, el fr√≠o se encarga de detener el proceso de degradaci√≥n de los alimentos. Esto significa que puedes consumir tus verduras congeladas en todo el a√Īo, sin temor a que se descompongan.

También te puede interesar

Descarga ya nuestras 10 recetas VIP r√°pidas para ir al trabajo

Si no tienes tiempo pero te gusta comer bien en el trabajo echa un ojo a nuestras 10 recetas para llevar al trabajo! Prep√°ralas en menos de 20 minutos.

Ir arriba