Saltar al contenido

Croquetas de chipirones para cualquier ocasi├│n

Croquetas de chipirones para cualquier ocasi├│n

Las croquetas de chipirones son una receta versátil, ideal para servir en cualquier ocasión o celebración.

Tienen un sabor excepcional y un color negro que llama la atención, producto de la utilización de la tinta de calamar entre sus ingredientes.

Toma un boli y anota el paso a paso para preparar unas deliciosas croquetas de chipirones en su tinta, así como unas funcionales recomendaciones para servirlas.

Ingredientes para cocinar croquetas de calamares

Ingredientes para cocinar croquetas de calamares

Las croquetas de calamares son un plato sencillo de preparar y puedes servirlo como un aperitivo para ocasiones especiales.

Para prepararlas necesitas 75 gramos de harina de trigo todo uso, un calamar cortado en trozos, 500 mililitros de leche, dos sobres de tinta de calamar, 35 gramos de mantequilla, 20 gramos de cebolla, 65 mililitros de nata líquida, aceite de oliva virgen extra y sal al gusto.

Para rebozar las croquetas de chipirones, ten sobre tu mesa de trabajo, 100 gramos de pan rallado y dos huevos medianos.

Por último, para freír nuestras croquetas lo puedes hacer en aceite de oliva virgen extra o aceite de girasol.

Paso a paso para hacer croquetas de calamares en su tinta

Paso a paso para hacer croquetas de calamares en su tinta

Toma tu cebolla, pélala y córtala en pequeños dados. Toma una sartén, agrégale un poco de aceite de oliva virgen extra y comienza a sofreír la cebolla a fuego medio, hasta que esté blanda.

Cuando notes que la cebolla esté llegando a su punto de cocción, agrega el calamar cortado en trozos y sofríe hasta que tenga una textura tierna. Sirve en un bol y reserva.

Derrite la mantequilla en la misma sartén del sofrito. Añade la harina de trigo y mezcla bien. Espera que tenga un color dorado o tostado antes de proseguir.

Vierte los 500 mililitros de leche poco a poco mientras remueves. De esta forma, evitarás que tu bechamel tenga grumos.

Cuando termines de incorporar la leche, añade la nata y continúa mezclando. Cuando tengas una mezcla homogénea, agrega el sofrito de cebolla y calamar.

Para terminar, toma un bol y disuelve los sobres de tinta de calamar en un poco de agua. Vierte la tinta sobre la mezcla de las croquetas y remueve hasta que toda la mezcla tome un color negro.

¿Todo listo? Dale forma a las croquetas de chipirones y fríelas

¿Todo listo? Dale forma a las croquetas de chipirones y fríelas

Pasa la mezcla de las croquetas a un bol o una bandeja honda. Cubre con papel film y guarda en la refrigerador durante 10 a 12 horas que tome consistencia.

Pasado el tiempo, retira la mezcla de la nevera y espera a que se atempere. Mientras tanto, coloca el pan rallado en un plato llano y los dos huevos batidos en un bol.

Utiliza una cuchara para tomar una cantidad de masa y darle la forma de croqueta con las manos. Repite el procedimiento hasta que tengas listas todas las croquetas.

Toma una cazuela y calienta el aceite a fuego medio, así evitarás que se queme el aceite o produzca humo, ambas situaciones perjudicarán el sabor de tus croquetas.

Reboza las croquetas con pan rallado, huevo batido y pan rallado otra vez. Esta técnica de rebozado doble hará que tus croquetas queden más crujientes.

Fríe las croquetas rebozadas en tandas de tres y retira cuando estén doradas. Escúrreles el exceso de aceite colocándolas en una fuente con papel absorbente.

Cuando todas estén fritas, toma una fuente y emplata las croquetas de chipirones a tu gusto.

Acompañantes ideales para esta receta

Acompañantes ideales para esta receta

Las croquetas de calamares, como te comentamos, son una receta perfecta para servirla como aperitivo, tapa, entrada o como parte del plato fuerte.

Aunque se pueden degustar solas, también las puedes servir junto a dips, cremas o ensaladas.

No importa cuál sea tu elección, te aseguramos que su sabor será increíble y tus comensales saltarán a comérselas todas.

Recomendaciones para hacer croquetas de chipirones en su tinta

Recomendaciones para hacer croquetas de chipirones en su tinta

Aunque la receta de croquetas de chipirones es muy sencilla de preparar, contar con algunos consejos no estará de más y te ayudarán a sacar el máximo provecho a esta preparación.

Con la cantidad de mezcla de la receta es posible preparar entre 45 y 50 croquetas pequeñas. Si las haces un poco más largas o grandes, será menor la cantidad.

Otro detalle es que, luego de darles forma, puedes congelarlas y comerlas días después. Llegado el momento, solo tienes que sacarlas del refrigerador, freírlas y notarás que conservan su frescura.

Siempre utiliza las dos bolsas de tinta de calamar para darle color a las croquetas. Si utilizas menos de esa cantidad, su color será menos intenso y en tonalidades grises, dándole un aspecto desagradable.