Saltar al contenido

Receta de la deliciosa ensalada de lentejas

¿Alguna vez te has atrevido a probar la ensalada de lentejas? Es una receta maravilla que le gustará a cualquiera de tus comensales.

Puede que parezca extraño integrar este ingrediente al preparar una ensalada, pero su sabor demuestra lo contrario, pues -además de ser un superalimento, la ensalada de lentejas es muy sabrosa.

¿A qué se debe esto? La combinación de sabores entre las lentejas, verduras, el queso feta y la vinagreta es sublime. Además, es una receta que puedes preparar en menos de 20 minutos y sin gastar mucho dinero.

Echa un vistazo a cómo se prepara esta deliciosa ensalada de lentejas y anímate a probarla.

¿Qué necesitas para hacer ensalada de lentejas?

Qué necesitas para hacer ensalada de lentejas

La ensalada de lentejas es una receta que no necesita muchos ingredientes y puedes encontrarlos en cualquier tienda o mercado.

Para prepararla necesitas: 400 gramos de lentejas cocidas, 40 gramos de queso feta, medio tomate, 5 gramos de mostaza de Dijon, media cebolla morada, una zanahoria.

Para elevar el sabor de tu ensalada de lentejas, asegúrate de tener media lima, 45 mililitros de aceite de oliva virgen extra, 15 mililitros de vinagre de Módena, sal y pimienta.

Preparación de tu ​ensalada de lentejas​

Preparación de tu ensalada de lentejas

Para empezar, elige entre cocinar las lentejas en casa o utilizar lentejas en conserva. 

Aunque tarda más en estar lista la receta, las lentejas caseras son preparadas al momento e incluso, con un día de anticipación.

Por otra parte, debes lavar las lentejas en conserva para eliminar los restos del líquido donde venían sumergidas.

Utiliza abundante agua fría para retirar el líquido de la conserva, que aporta un sabor extraño a la receta si no se limpia con cuidado.

Sin importar la opción que elijas, asegúrate de escurrir su líquido y secarlas para evitar que la ensalada tenga una consistencia indeseada por el exceso de líquido.

Pela la zanahoria y cocínala en una olla de agua con un poco de sal. Retirala del agua cuando notes que está tierna.

Introduce la zanahoria cocida dentro de un bol con agua fría para reducir su temperatura y continuar con la elaboración de la ensalada de lentejas.

Corta la zanahoria, el tomate y la media cebolla en cubos pequeños. Trata que tengan el mismo tamaño para que la ensalada tenga una buena apariencia.

Toma un bol y agrega las verduras picadas junto a las lentejas cocidas. Ralla la piel de la media lima, exprime su zumo e incorpóralos a la ensalada.

Para terminar de aportar sabor a la receta, es momento de preparar una vinagreta con la mostaza de Dijon.

Emplea un bol pequeño y utiliza un tenedor para mezclar los ingredientes. Agrega el aceite de oliva virgen extra, la mostaza de Dijon, el vinagre de Módena, sal y pimienta al gusto. 

Mezcla bien los ingredientes hasta que la vinagreta emulsione. Incorpora toda la vinagreta, asegurándote de esparcirla por toda la ensalada y remueve para integrar con las verduras.

Sirve la ensalada de lentejas en una fuente y complemente tu receta con el queso feta desmenuzado.

Claves para que brilles con tu ensalada de lentejas

Claves para que brilles con tu ensalada de lentejas

Con toda seguridad, tu ensalada de lentejas será un éxito. Pero, nunca están de más los consejos para lograrlo.

Aunque en esta receta solo se utiliza tomate, cebolla y zanahoria; no significa que no puedas utilizar otros ingredientes. 

Si así lo deseas puedes agregar pimientos rojos o verdes, pepino, patata y aguacate. Utiliza tu conocimiento sobre la cocina y experimenta con sabores nuevos.

En caso de que no utilices aceite para preparar la vinagreta puedes sustituirlo por tahini, tamari, zumo de limón o salsa de soja.

¿Con qué servir tu ensalada de lentejas?

La ensalada de lentejas es un plato nutricionalmente completo, por lo que puedes comerla sola o con un poco de arroz.

Pero, no hay dudas de que también es una excelente guarnición para acompañar recetas con carnes o pescados.