Espaguetis de calabacín con gambas

La pasta es uno de los platos favoritos de toda la vida, no solo por su sabor, sino también por su versatilidad y económico precio. Sin embargo, no es un alimento que muchos quieran consumir por su alto contenido en carbohidratos. Pero con esta receta de espaguetis de calabacín con gambas podrás degustar unos fideos sin harina ni gluten y con todas las propiedades de los vegetales.

No necesitas una compleja máquina de pastas ni amasar nada, solo necesitas un cortador para formar tus fideos y cocinarlos de forma sencilla. Las gambas le añaden un gran aporte nutricional. Así tienes vegetales y proteínas en un solo plato.

Beneficios del calabacín para la salud

El calabacín es una hortaliza de la familia de las calabazas, perteneciente a las cucurbitáceas. Posee forma alargada y sus colores pueden variar desde el verde oscuro hasta el amarillo claro. Tiene una pulpa compuesta en gran parte por agua y pequeñas semillas.

Se cultiva y consume en varios países de Europa y América, es una hortaliza muy económica y fácil de encontrar en varios países del mundo. Solo aporta unas 14 kcal, contiene gran cantidad de fibra y es rico en magnesio, potasio, calcio, fósforo, hierro y vitaminas A, B, C y E. Además, ofrece los siguientes beneficios:

Ayuda a bajar de peso

Por su gran contenido en agua y fibra, y por ser bajo en calorías, el calabacín es perfecto para quienes están a dieta para bajar de peso; ya que, además, brinda una sensación de saciedad, lo cual evita la tentación de comer alimentos altos en grasas y carbohidratos.

Reduce los niveles de colesterol

El calabacín contiene un flavonoide llamado rutina, cuyas propiedades antioxidantes reducen el colesterol LDL (malo) y retardan la oxidación, lo cual ayuda a prevenir la arteriosclerosis.

Ayuda a reducir la presión arterial

El magnesio y el potasio presentes en el calabacín contribuyen a mantener nivelada la presión arterial. Esto lo convierte en una hortaliza muy recomendada en la dieta de hipertensos.

Favorece la salud del corazón

Su alto contenido en magnesio hace que el calabacín sea muy beneficioso para prevenir infartos y accidentes cerebrovasculares (ACV). Además, el ácido fólico presente en esta hortaliza favorece la descomposición de la homocisteína, un aminoácido que al aumentar sus niveles contribuye a la aparición de infartos y otras patologías.

Es anticancerígeno

Las vitaminas A y C que contienen las hortalizas de la familia de las calabazas aporta propiedades antioxidantes. En consecuencia, eliminan todo agente cancerígeno causante de diferentes tipos de neoplasias o tumores.

Favorece la salud prostática

El calabacín también es rico en fitonutrientes, los cuales ayudan a aliviar los síntomas del agrandamiento de la próstata. De esta manera, mejora también la vida sexual y la calidad de vida.

Cómo cocinar el calabacín

Espaguetis de calabacín con gambasl calabacín se adapta a diferentes formas de cocción, como salteado, al vapor, al horno, al gratén e incluso frito. Normalmente se consume sin pelar, además, la cáscara también aporta muchos nutrientes. Las semillas también se consumen sin ningún problema. De hecho, también es recomendable.

Esta receta de espaguetis de calabacín con gambas será el menú perfecto, ya que el calabacín reemplaza la harina de la pasta tradicional para convertirse en una versión más saludable. Por ello es ideal para diabéticos y personas que deban evitar consumir gluten, como los celíacos.

Ingredientes

  • 2 calabacines grandes
  • 300 g de gambas frescas, limpias y sin las tripas
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón en polvo o páprika
  • Un poco de perejil fresco
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Sal y pimienta

Ingredientes adicionales

  • Verduras. Champiñones, pimiento, ajos tiernos.
  • Frutos secos. Piñones, nueces, pasas.

Preparación del plato

  1. Comencemos por los calabacines. Con un cortador de fideos, o un pelador, forma tiras largas de calabacín. Como dijimos anteriormente, no hay que pelarlo; además, la cáscara le da mejor presentación.
  2. Calienta un poco de aceite de oliva en un sartén o wok y sofríe la cebolla y el ajo. Añade las gambas y cocínalas a fuego bajo unos 3 minutos, o hasta que estén rosadas y firmes. Retíralas.
  3. Saltea las verduras hasta que estén cocidas.
  4. Añade los fideos de calabacín y saltéalos a fuego bajo hasta que estén tiernos, pero firmes.
  5. Incorpora las gambas y sazona con el pimentón en polvo, sal y pimienta. Calienta un poco y retira del fuego.
  6. Para finalizar, añade unas gotas de zumo de limón y decora con perejil fresco recién cortado. Si deseas, esparce algunos frutos secos para dar un toque crujiente.

NOTAS:

  • Otra forma de cocinar el calabacín es colocarlo en una vaporera durante unos minutos.
  • Las gambas puedes sustituirlas por pollo o algún pescado suave que no enmascare el sabor del calabacín.
  • Al ser una comida completa, no necesita acompañamiento, pero la puedes servir con alguna ensalada de lechuga.
Espaguetis de calabacin con gambas

Consejos para preparar los mejores espaguetis de calabacín con gambas

Los espaguetis de calabacín con gambas son una muy buena opción si amas la pasta pero no deseas consumir carbohidratos o gluten. Su textura es casi parecida a la de un fideo común y pueden combinarse con diferentes ingredientes. Además, se preparan más rápido que la pasta al huevo.

Para preparar esta receta espaguetis de calabacín con gambas perfectos y en su punto justo, debes seguir estos consejos:

  1. Elige calabacines frescos y de buen aspecto. Evita los que estén magullados y procura que estén firmes y de un atractivo color verde.
  2. No los pases de cocción. La idea es que queden suaves, pero que al masticarlos se sientan un poco al dente, tal como si hicieras pasta normal.
  3. Combinan mejor con salsas ligeras que con salsas pesadas (como las de crema o la boloñesa).
  4. También puedes servirlos fríos en ensaladas combinadas con otras hortalizas.

Aprovecha las hortalizas que comes siempre para convertirlas en comidas fuera de lo común. Con esta receta, podrás consumir el calabacín en un formato diferente y, además, crear una comida completa en combinación con otros ingredientes. Porque comer sano no significa no comer delicioso.

También te puede interesar

Descarga ya nuestras 10 recetas VIP rápidas para ir al trabajo

Si no tienes tiempo pero te gusta comer bien en el trabajo echa un ojo a nuestras 10 recetas para llevar al trabajo! Prepáralas en menos de 20 minutos.

Ir arriba