Lubina al horno, la mejor receta

Si buscas una receta sencilla para una ocasión especial, te hemos seleccionado una de las recetas más exquisitas y fácil de elaborar. Se trata de la lubina al horno, que a pesar de ser una receta sencilla, es ideal para sorprender a tus comensales.

La receta de Lubina al horno, comprende un plato muy nutritivo, completo y muy sano. Es un pescado muy magro, y su carne es bastante apreciada porque su contenido de grasa es muy bajo. Además, es un plato que si se cocina con los tiempos adecuados, puede ser todo un éxito.

Si bien es cierto que a muchos nos causa temor cocinar un plato tan delicado, desde Viprecetas te invitamos a arriesgarte. Te presentamos la receta más tentadora y fácil de realizar. ¡Acompáñanos a poner manos a la obra!

¿Cómo reconocer una lubina fresca y de calidad?

Antes de iniciar la preparación de este exquisito plato, es necesario seleccionar los ingredientes más frescos y de mejor calidad. El ingrediente principal es la Lubina, un excelente pescado porque su carne es muy deliciosa, sobre todo para platos al horno. Por eso es conveniente que sepas como puedes seleccionar una muy buena:

Piel

La piel es el primer rasgo del pescado al cual debes prestar atención, sobre todo porque es lo más visible. Debes visualizar que la piel tenga un color bastante vivo y que se diferencien bien las escamas. Además debe ser muy firme, porque los pescados cuando empiezan a descomponerse, se les desprenden la piel fácilmente.

Ojos

Al igual que la piel, los ojos aportan muchos datos para determinar la frescura de una buena lubina. Los ojos deben estar saltones, brillantes y con una pupila muy amplia y negra. Si encuentras un pescado con los ojos hundidos, opacos y la pupila de color gris, simplemente no lo compres.

Olor

Con el olor no hay que especificar mucho, simplemente fíjate que la lubina tenga un olor fresco y agradable al olfato. Si percibes en olor que no puedes soportar, rancio o podrido, sin dudas es un pescado no apto para el consumo humano.

Tripas

Escoge un ejemplar que no se le vea la barriga hinchada o abultada. Eso es signo de descomposición y lo más probable es que sea una Lubina que no esté apta para ser consumida.

Agallas

Es importante que abras los laterales de la cabeza, desde ahí podrás observar las agallas de la lubina. Ellas nos aportan mucha información y nos confirman que el pescado es totalmente fresco. Deben presentar un color rojo vivo, sin embargo, es un rasgo que debe ser tomado en cuanto en conjunto con los otros.

Podemos decir finalmente, que si una lubina presenta ojos saltones, brillantes, con pupila negra, piel firme y de color vivo. También un olor fresco a mar y tripa plana has encontrado la mejor para prepararla al horno o de cualquier forma que desees.

¿Cuáles son los beneficios y propiedades de la lubina?

La Lubina, al igual que la Perca, la Raya y el Bacalao, conforma el grupo de pescados blancos más magros. Su carne es recomendada para regímenes alimenticios hipocalóricos porque su carne tiene un bajo porcentaje de grasa. Estos son algunos de sus beneficios y propiedades más resaltantes:

  • Su carne se considera una proteína de alto valor biológico.
  • Pescado blanco con bajo contenido de grasa.
  • Representa un alimento muy nutritivo.
  • Es una buena fuente de potasio, un mineral importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
  • También es rico en fósforo, necesario para el buen desarrollo de huesos y dientes. Aporta energía al organismo y al buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • Aporta una buena cantidad de hierro, un mineral que evita la anemia. También permite que la hemoglobina transporte el oxígeno desde los pulmones hasta las células.
  • Ofrece buena cantidad de magnesio, que mejora el sistema inmunológico, el sistema nervioso, muscular e intestinal.
  • Buena fuente de vitaminas del complejo b.

¿Cómo limpiar adecuadamente una lubina?

Limpiar la Lubina de las espinas centrales es muy sencillo. Lo único que debes hacer es realizar un corte a un centímetro de la cola. Posteriormente, tendrás que separar los lomos de las espinas centrales desde el vientre, con un corte vertical.

Es importante que, no separes por completo los dos lomos de la lubina, la idea es cocinarla entera al horno. Por último, procede a retirar la espina central, con una tijera corta la unión de la cabeza y la cola. Finalizado este proceso, podrás iniciar la preparación.

Ingredientes para preparar lubina al horno

Este plato está integrado por ingredientes muy sencillos:

  • 2 Lubinas de aproximadamente 1 kilo cada una.
  • 6 Patatas medianas.
  • 1 Cebolla mediana.
  • 3 limones grandes en rodajas.
  • Zumo de 2 limones.
  • ½ Vasito de vino blanco.
  • 2 Dientes de ajo.
  • Perejil.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de la lubina al horno

La preparación es muy sencilla, aquí te explicamos un paso a paso:

  1. Lo primero es colocar a precalentar el horno a 200°C aproximadamente.
  2. Procedemos a limpiar y cortar las patatas en rodajas, procurando que no queden muy gruesas y que queden del mismo tamaño. Es importante saltearlas previamente sin dejarlas completamente cocidas para que se terminen de cocinar con la Lubina.
  3. También, cortamos la cebolla en aros y los dientes de ajo finamente.
  4. Distribuye en un refractario el aceite de oliva y posteriormente las patatas y la cebollas en forma de cama. Colocamos sal y pimienta al gusto por encima de las patatas.
  5. Limpia y seca las Lubinas muy bien, coloca sal y pimienta por adentro y afuera, el zumo de limón y ajo. Procede a colocarlas sobre la cama de patatas y cebolla y ponles las rodajas de limón por encima.
  6. Por último, rocía toda la preparación el con vino blanco y un poco de aceite de oliva. Metemos al horno, hasta que las patatas estén blancas y las lubinas cocinadas.
  7. Retiramos del horno y colocamos por encima perejil picado finamente. Después de eso solo resta servir y degustar este exquisito plato.

Consejos para preparar la Lubina al horno

  • Si no sabes cómo limpiar una Lubina, es preferible que le digas al pescadero que le limpie las escamas y las tripas. Pídelas enteras, sin cortes, para evitar que se sequen durante la cocción.
  • Además de la pimienta, sal y ajo, puedes introducir cualquier ingrediente saborizante en su interior.
  • Siempre que la cocción de la Lubina al horno incluya verduras como la patata, realiza una cocción previa. Recuerda que el tiempo de cocción de la Lubina es mucho menor.
  • Puedes acompañarla con salsa de champiñones, ajo y perejil, entre otras.

Como podrás haber notado, la lubina es un pescado que es muy exquisito e ideal para cualquier régimen alimenticio sano. Además es una receta rápida y fácil de realizar porque incluye la guarnición en la misma cocción.

¡No esperes para prepararla! De seguro te encantará y se convertirá en la sensación de tus comensales.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba