Saltar al contenido

Prepara masa de empanada sin levadura perfecta

Prepara masa de empanada sin levadura perfecta

La masa de empanada sin levadura es una alternativa fácil de preparar, que mantiene el mismo sabor y textura de la receta tradicional.

Esta receta no requiere de tantos ingredientes y te permite preparar unas deliciosas empanadas en el momento o después, ya que puedes congelarla y mantendrá su frescura.

Aprende a preparar esta increíble masa para empanada sin levadura y anímate a incluir esta receta versátil en tu menú, créeme que te sacará de más de un apuro. 

Ingredientes para la masa de empanada

Ingredientes para la masa de empanada

Los ingredientes de esta receta, además de ser pocos, son muy sencillos de conseguir y los podrás comprar en cualquier supermercado.

¿Qué necesitas? Busca lápiz y papel: 450 gramos de harina de trigo, 125 mililitros de leche, 125 mililitros de vino blanco, 125 gramos de aceite de oliva virgen extra y sal.

Paso a paso para la preparación

Paso a paso para la preparación

En bol profundo, añade la mitad de la harina de trigo y agrega una pizca de sal. La mitad de la harina que resta, la reservaremos para hacer crecer la masa.

Haz un hueco en el centro de la harina, formando un pequeño volcán, y agrega el vino, la leche y el aceite.

Mezcla los ingredientes de adentro hacia afuera y amasa hasta que se forme una bola de masa.

Amasado especial para masa de empanada

Ahora llega el momento de dejar la comodidad del bol e irnos a la mesa.

Esparce un poco de harina sobre la mesa y coloca la bola de masa. Continúa amasando y agregando la harina, hasta que incorpores los 500 gramos que tenías reservado.

Necesitamos que la masa tenga una consistencia homogénea, elástica y manejable lista para utilizar.

Si alcanzas ese punto, antes de agregar toda la harina reservada, no importa. No agregues más.

Reposo y montaje

Si deseas que esté más elástica, el reposo es una buena alternativa para la masa de empanada sin levadura.

Cuando termines de amasar por primera vez, deja reposar la masa para empanadas dentro de un bol cubierto con un paño de algodón durante cinco minutos.

Pasado el tiempo, amasa de nuevo por unos siete u ocho minutos y coloca la bola de masa dentro de un bol con harina. Cubre con un paño de algodón y deja reposar por una hora.

Trata que la masa esté en un espacio fresco, a una temperatura entre 30º a 35º C, para que logre crecer hasta el doble de su tamaño.

Cuando termine el reposo, divide la bola de masa en dos partes. La más pesada será para la base de la empanada y la más ligera, para la tapa.

Espolvorea harina sobre tu mesa de trabajo al estirar cada bola de masa con ayuda de un rodillo, en ese momento, le darás la figura que desees a la empanada. 

Coloca la masa de la base en un molde engrasado y con harina, agrega el relleno y tapa con más masa, en este caso, debes haberla estirado más fina.

Hornea y listo, ya tienes una empanada sin levadura lista para llevarla a la mesa.

Claves para que tu masa de empanada sin levadura sea un éxito

Claves para que tu masa de empanada sin levadura sea un éxito

Hay algunos secretos que puedes emplear al momento de preparar la masa para empanada sin levadura.

En primer lugar, puede que necesites un poco más de líquidos de la cantidad indicada. Todo dependerá de la absorción que tenga la harina de trigo común que utilices. Si sientes la masa muy seca, agrega -poco a poco- más líquido a la masa.

Si al momento de estirar notas que la masa tiene grietas o la notas muy seca, agrégale un poco de leche o aceite para humectarla.

Esta masa se suele preparar antes de hacer tus deliciosas empanadas, pero también puedes congelarla. Para descongelar solo debes dejarla -desde la noche anterior- a temperatura ambiente, al día siguiente podrás utilizarla sin inconvenientes.

Cuando vayas a rellenar la masa de empanada sin levadura, asegúrate de que el relleno que preparaste esté frío o templado.

Esta receta de masa de empanada convida -a la perfección- con rellenos dulces o salados. Tómalo en cuenta al momento de ampliar las opciones de tu menú.

También debes estar atento al tiempo de cocción. Cuando veas que la masa comienza a dorarse, verifica que esté en el punto deseado y de ser así, sácala del horno y déjala reposar unos minutos antes de servirla.

No desatiendas tu empanada cuando está en el horno, unos minutos de más pueden estropear todo el trabajo que hiciste.