¿Puedes congelar Brie? – La mejor manera

El suave y cremoso queso brie es irresistible servido con bocados de pan, galletas saladas, miel y mermelada. Pero a menudo puede terminar con trozos de brie sobrantes o una rueda entera que planeó hornear pero se quedó sin tiempo.

¿Puedes congelar brie? Sí, puedes congelar el queso brie. Como el brie es un queso blando, sufre cambios de textura. Pero estos cambios se minimizan con la técnica de congelación correcta. Puedes congelar el queso brie tanto en rodajas como entero. En ambos casos, el queso aguantará hasta 3 meses en cámara frigorífica.

Desde múltiples técnicas de congelación hasta congelación de queso brie en hojaldre, lo cubriremos todo.

¿Cuál es la vida útil de Brie?

Brie, el queso suave francés que todos amamos, tiene una vida útil muy limitada.

Al ser diferente de otras variedades de queso en el sentido de que el brie representa un interior blando bajo una corteza de moho blanco, es posible que tenga algunas preguntas sobre las condiciones de almacenamiento de este queso.

El brie sin abrir durará de 1 a 2 meses en el refrigerador. Como es un producto lácteo, debes estar más atento a cómo almacenas el queso brie. Además, preste atención a la fecha de caducidad del envase.

Algunos fabricantes afirman que es seguro consumir el queso dentro de los 14 días posteriores a la fecha impresa. Pero si decide comer queso brie que ya pasó su fecha de vencimiento, asegúrese de inspeccionarlo de cerca para evitar riesgos para la salud.

Pero, ¿qué sucede si desea extender la vida útil del queso brie? ¿Qué sucede si compró una rueda o dos de queso brie para hornearlo para una reunión nocturna pero se pospuso?

Como todos sabemos, la congelación es el método de almacenamiento definitivo para prolongar la vida útil de una variedad de productos. Y por suerte, el brie no es una excepción. Puede congelar el brie para prolongar su vida útil. Pero para obtener resultados satisfactorios, debe saber cómo hacerlo correctamente.

¿Cómo afecta la congelación al queso Brie?

La congelación ciertamente afecta el sabor y la textura del queso brie. Como el brie es una variedad de queso blando con un alto contenido de agua, congelarlo y descongelarlo puede hacer que el queso sea más suave y ligeramente desmenuzable.

Si congela el queso brie en rodajas sin ninguna protección, las piezas se quemarán y se secarán.

Dicho esto, puede reducir al mínimo todos los cambios de textura si aprende a almacenar el queso brie en el congelador correctamente.

Lo mejor es usar queso brie congelado y descongelado en platos donde se derrita. Y en estos casos, los cambios de textura ya no importarán, ya que el queso se derretirá de todos modos.

En cuanto al sabor, cuanto más tiempo permanece el queso en el congelador, más se deterioran su sabor y textura.

Pero si congela el queso cuando todavía está bueno y elige la técnica de liberación correcta, el sabor de este queso suave no debería verse afectado, especialmente durante los primeros meses de estar en el congelador.

Lo que debe saber antes de congelar queso brie

Si ha encontrado una buena oferta de queso brie en su mercado local y ha comprado algunas ruedas, sería prudente congelarlas tan pronto como las lleve a casa.

De hecho, cuanto antes congeles el queso, mejor. Congelar el brie tan pronto como lo lleves a casa es el escenario perfecto, pero esto no siempre es posible. Nunca se sabe si logrará comer el queso antes de la fecha impresa o no.

Por lo tanto, incluso si no está congelando el queso justo después de llevarlo a casa, aún debe asegurarse de que esté fresco y que nunca haya pasado la fecha impresa.

Además de esto, congele el queso brie para prolongar su vida útil solo si lo ha estado almacenando correctamente.

Debe guardar una rueda de queso brie en el refrigerador envuelta sin apretar en papel pergamino. En cuanto a las cuñas de queso brie, debes mantenerlas envueltas en papel film.

Cómo congelar queso brie

Para congelar su Brie correctamente, debe prestar atención a cómo envasa el queso antes de guardarlo en el congelador para evitar cambios importantes en la textura o el sabor.

  1. Envuelva bien la rueda de queso brie con una capa de envoltura de alimentos. También puedes usar papel de aluminio.
  2. Si el queso está en su empaque original, envuélvalo con una capa de plástico para envolver o papel de aluminio para evitar que entre aire o humedad al queso.
  3. Ponga el queso en un recipiente de plástico hermético. También puedes usar una bolsa para congelar. Sin embargo, el primero evita que el queso se aplaste.
  4. Etiquete con la fecha de uso del queso mientras aún está bueno.

Congelar queso brie entero tiene sus pros y sus contras. Lo bueno es que no requiere mucho tiempo ni esfuerzo. Pero la parte negativa de congelar una rueda entera de queso brie es que tendrás que usarla toda a la vez.

Si luego descongela la rueda de queso brie y termina con sobras, nunca debe volver a congelarlas. No solo es peligroso volver a congelar los alimentos, sino que la textura y el sabor del queso se verán tan afectados que es poco probable que termines usándolo más tarde.

Cómo congelar rebanadas o cuñas de Brie

Si le sobraron gajos de queso brie o simplemente prefiere congelar el queso brie en rodajas para poder usarlo más tarde en sopas, guisos y guisos, hay dos formas de hacerlo.

Si te esfuerzas un poco más en congelar rebanadas o gajos de queso brie, es posible que incluso puedas comerlos frescos. El queso descongelado puede no ser muy presentable para una reunión nocturna, pero ciertamente funcionará para un desayuno familiar.

Método 1

La mejor manera de congelar rebanadas o cuñas de brie es envolviéndolas individualmente para que no se sequen. Aquí está cómo hacerlo:

  1. Si tiene una rueda de queso brie o cuñas grandes, córtelas en trozos del tamaño deseado. Si va a derretir el queso en los platos, el tamaño de las piezas realmente no importa. Sin embargo, cortar el queso en gajos más pequeños te permitirá usar todo lo que necesites en ese momento.
  2. Envuelve cada trozo de queso brie con papel film. Asegúrese de cubrir el queso por todos lados para protegerlo de las quemaduras por congelación. Si tiene piezas más pequeñas, puede llevarle algún tiempo hacer este trabajo. Pero hacer esto es absolutamente esencial si quieres evitar que el queso se seque y que las piezas se peguen entre sí.
  3. Coloca los trozos de queso brie envueltos en plástico en un recipiente hermético. También puede usar una bolsa de congelador con cremallera superior para ahorrar espacio en el almacenamiento en frío.
  4. Etiquete la bolsa o el recipiente con la fecha.

Método 2

Si no quieres dedicar mucho tiempo a la preparación, este método de congelación de piezas de brie es para ti.

  1. Corta el brie en trozos del tamaño que desees.
  2. Cubra una bandeja para hornear con una capa de papel pergamino.
  3. Coloque los trozos de queso en la bandeja, asegurándose de que no se toquen entre sí.
  4. Una vez que los trozos de queso estén congelados y no se peguen entre sí, transfiéralos a un recipiente hermético o una bolsa para congelar.
  5. Etiqueta con la fecha.

Tenga en cuenta que este método de congelación solo es bueno cuando sabe que usará el queso en platos calientes donde se derretirá y la sequedad de la capa exterior no importará.

Nota: Al utilizar este método, asegúrese de que no haya productos en el congelador de los que los trozos de queso sin protección puedan absorber olores.

¿Cuánto tiempo se puede congelar el queso Brie?

Brie almacenado correctamente en el congelador se mantendrá bien durante 3 meses y tal vez más. Si la temperatura constante en su congelador es de 0 grados, el queso, como muchos otros productos, puede conservarse indefinidamente.

Sin embargo, siempre debe tener en cuenta que cuanto más tiempo permanezca el queso en el congelador, más cambios de textura y sabor sufrirá.

Por lo tanto, es seguro y mejor usar queso brie congelado dentro de los 3 meses. Teniendo en cuenta que la vida útil del brie abierto almacenado en el refrigerador es de alrededor de 14 días, extender su vida útil a un mínimo de 90 días sigue siendo un gran avance.

Cómo descongelar queso brie

Al descongelar queso brie, la clave es no exponerlo a cambios drásticos de temperatura. De lo contrario, la textura del queso se verá afectada.

Esto es lo que deberías hacer.

  1. Saca el queso del congelador al menos 12 horas antes de que vayas a usarlo. Haga esto para asegurarse de que esté listo y descongelado cuando lo necesite.
  2. Pon el queso en un plato para que no se escape agua en la nevera. Si ha congelado el brie en gajos, descongele solo lo que necesite. Deja el queso en la nevera hasta que se haya ablandado todo. Esto puede llevarte desde unas pocas horas hasta un día dependiendo del tamaño del trozo de queso que estés descongelando. Obviamente, una rueda de queso brie tardará más en descongelarse en comparación con las rebanadas o cuñas de queso brie.
  3. Antes de comer el queso, sácalo de la nevera y déjalo reposar a temperatura ambiente durante media hora.

Si no tienes tiempo para esperar a que el queso se descongele en el frigorífico, puedes acelerar el proceso de descongelación con la ayuda del microondas.

Otro método es poner el queso envuelto en plástico envuélvala bajo agua corriente fría (nunca tibia). Si bien estos métodos ciertamente funcionan, afectan significativamente la textura del queso.

Use el queso brie descongelado dentro de 2 a 3 días. Durante este tiempo, mantenga el brie refrigerado.

Si ha descongelado el queso en el microondas o bajo el chorro de agua fría, úselo de inmediato y no lo guarde en el refrigerador para usarlo más adelante.

Consejo: si va a agregar el queso brie a una sopa o estofado donde se derretirá de todos modos, no pierda tiempo descongelándolo. El calor del plato caliente hará el trabajo.

Congelar Brie sin hornear en hojaldre

Una rueda de queso brie envuelta en hojaldre es uno de los aperitivos más fáciles y deliciosos que puedes hacer. Y lo bueno es que puedes hacer brie en hojaldre con anticipación y congelarlo para usarlo más adelante.

Puede congelar brie en hojaldre tanto horneado como sin hornear.

Para congelar queso brie sin hornear en hojaldre, simplemente envuelve el queso en la masa como quieras. Puedes saltarte el cepillado de la masa con huevo batido; puedes hacerlo antes de hornear el brie.

Envuelve el queso brie con film transparente. Use algunas capas para asegurarse de haber protegido la masa contra quemaduras por congelación. Puede poner el queso brie envuelto en papel de cocina en una bolsa de plástico con cierre hermético para una capa adicional de protección.

Cuando guarde el queso envuelto en masa en el congelador, asegúrese de no ponerle nada pesado. La masa de hojaldre congelada es muy firme y no se daña fácilmente, pero este no es el caso de la masa no congelada.

Así que, cuando pongas por primera vez el queso envuelto en hojaldre en el congelador, asegúrate de que no toque nada. Los artículos más pesados ​​pueden rasgar o abollar fácilmente la masa. Puede moverlo una vez que la masa y el queso estén congelados.

No es necesario descongelar el brie congelado en hojaldre. Cada vez que necesite servir el queso brie, transfiéralo del congelador directamente al horno. Te tomará alrededor de 50 minutos hornear brie congelado en hojaldre a 350 °F.

No olvides pintar la masa con un huevo batido antes de hornearla.

Congelar brie horneado en hojaldre

También puedes congelar el brie en hojaldre horneado. Esta es una buena manera de ahorrar algo de tiempo en la preparación de la cena.

Para ello horneamos el queso brie envuelto en hojaldre pincelado con huevo batido. Una vez que la masa esté hinchada y dorada, saca el brie del horno y deja que se enfríe.

Nota: Nunca ponga queso brie en hojaldre en el congelador cuando todavía está caliente. Hacer esto creará condensación, afectando la textura de la masa. También aumentará la temperatura en el congelador. Esto, a su vez, ciertamente afectará la seguridad de los productos que ya se encuentran en el almacenamiento en frío.

Cuando el brie envuelto en hojaldre se haya enfriado, envuélvelo suavemente con papel film. Como el hojaldre horneado es muy quebradizo y frágil, recomendamos ponerlo en un recipiente de plástico o vidrio con tapa hermética.

No permita que el brie horneado envuelto en masa se descongele en el refrigerador oa temperatura ambiente. Hacer esto solo hará que la masa quede suave y blanda.

En su lugar, precaliente su horno a 200 °F y hornee el brie congelado en hojaldre durante aproximadamente media hora. La masa estará escamosa y crujiente como si estuviera recién horneada, y el queso se derretirá por completo.

Recomendamos congelar el brie horneado en hojaldre con solo unos días de anticipación. De esta manera, el aperitivo tendrá el sabor y la textura adecuados cuando se vuelva a calentar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba