Saltar al contenido

Receta: Albóndigas en salsa

receta albóndigas en salsa

La carne picada es un ingrediente de gran versatilidad en la cocina. Uno de los mejores y más populares platos con este ingrediente es la receta albóndigas en salsa. Su popularidad se debe a que esta apetecible receta casera, le gusta a grandes y chicos, es muy rendidora y además es muy fácil de hacer.

Otro punto favorable de las albóndigas es quesus ingredientes los encuentras fácilmente en cualquier mercado.

Por eso hoy, hemos preparado este post con una suculenta receta para hacer albóndiga, que hará que hasta un aprendiz en la cocina se luzcan como todo un chef con este plato de rechupete. Solo debes cumplir este detallado paso a paso para hacer albóndigas y el resultado será extraordinario.

Anímate a preparar nuestra sabrosa receta de albóndigas y dejarás a todos chupándose los dedos. ¡Manos a la obra!

Información relevante de la receta:

Tiempo de preparación: 25 m

Tiempo de cocción: 35 m

Tiempo total de la receta: 1 hora

Calorías: 313 cal por cada 100 g

Nivel de dificultad: Fácil

Ingrediente a utilizar para estas albóndigas caseras (para 4 personas):

Para las albóndigas:

  • 500 g. de carne picada (250 g de cerdo y 250 g de ternera)
  • 2 huevos
  • Dos rebanadas de pan sin corteza
  • 5 cucharadas de leche líquida
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 dientes de ajo triturados
  • 1 cebolla mediana rallada
  • Sal, nuez moscada y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Harina para rebozar las albóndigas
  • 1/2 taza de aceite de oliva

Para la salsa:

  • 1 cebolla grande picada en pequeños dados
  • 2 dientes de ajos triturados
  • 1 kilo de tomates maduros sin piel
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva (el necesario para sofreír)

Preparación de las albóndigas de carne

Antes de iniciar el paso a paso, debes saber que existen variadas recetas de salsa para albóndigas, como las albóndigas en salsa española, en salsa barbacoa, etc. Pero, en esta oportunidad te enseñaremos a preparar las clásicas y deliciosas albóndigas con tomates.

Comenzamos colocando en un bol los dos tipos de carne picada para mezclarlas y aderezarlas muy bien. Para ello, debes incorporar los ajos triturados, cebolla rallada, perejil, la nuez moscada, sal y pimienta.

Si lo prefieres, puedes agregar otras especies que vayan bien con las carnes, como la pimienta, romero o tomillo.

Seguidamente, añade el pan previamente humedecido en la leche, pero muy bien escurrido.

Ahora, es momento de colocarle los huevos, pero debes tener cuidado. Según la textura que tenga la mezcla de carnes, decidirás si es necesario agregar los dos huevos o si es suficiente con uno solo.

Amasa los ingredientes directamente con las manos hasta que todos los ingredientes estén muy bien integrados y obtengas una masa homogénea.

¡Ha llegado el momento de comenzar a hacer albóndigas formando bolitas con la carne!

Para que todas las albóndigas tengan un tamaño uniforme y luzcan mejor en el plato, te recomendamos que utilices una cuchara para agarrar las porciones de la masa.

Dales forma circular con las palmas de las manos. De ser preciso, humedécelas con agua para que no se te adhiera la masa a las manos.

A medida que vayas formando las bolitas de carne, debes pasarlas por un mesón o tabla enharinada, hasta que estén bien cubiertas con harina. Colócalas en un plato y resérvalas en el refrigerador.

Cómo hacer la receta salsa para albóndigas en 5 pasos

  1. En una cazuela pon a calentar a fuego medio un poquito de aceite para luego sofreír la cebolla. Cuando comience a transparentar, agrégale los dos dientes de ajo picados y deja que se doren aproximadamente por un minuto.
  2. Licua los tomates sin piel hasta obtener una mezcla líquida de tomates y añádela al sofrito. Intensifica el sabor de la salsa albóndigas, sazonándola con el laurel, la sal y la pimienta. Tápala y déjala hervir a fuego bajo por unos minutos.
  3. Mientras la salsa toma cuerpo, lleva a fuego alto la media taza de aceite de oliva en un sartén y cuando esté muy caliente comienza freír las albóndigas con mucho cuidado para que no se deshagan. No debes dejar que se cocinen totalmente, solo que se doren por fuera ya que ellas se terminarán de cocinar dentro de la salsa.
  4. Quita el exceso de grasa colocándolas sobre un papel absorbente y agréguelas con cuidado dentro de la salsa de tomate que aún se cocina a fuego lento. En este momento le añades las dos tazas de caldo de pollo hasta que cubras las albóndigas.
  5. Vuelve a tapar la olla y deja la preparación en el fuego lento por cinco minutos más, hasta que el líquido reduzca un poco. Después de este tiempo, apaga el fuego y ya estarán listas para servir y deleitar.

Recomendaciones para perfeccionar la receta

A continuación, te daremos algunos consejos que ayudarán a convertir esta receta tradicional de albóndigas en un plato a la altura de las recetas de los mejores chefs.

  • No hay mejor acompañante para un exquisito plato de albóndigas que una buena ración de patatas fritas, un suave puré o un suelto arroz blanco.
  • Cuando sirvas las albóndigas, no llenes el plato con gran cantidad de salsa. Esto no solo desluce la apariencia del plato sino que opaca el sabor y la calidad de  la carne utilizada.
  • Aunque hay personas que usan solamente carne de ternera para preparar las albóndigas, lo ideal es incluir también la carne de cerdo. Ya que al ser más grasosa hace a las albóndigas más jugosas en su interior y con mucho más sabor.
  • Si deseas darle otro toque de sabor a la receta, puedes ponerle un poco de vino blanco, un selecto Jerez o cualquier otro que vaya bien con las carnes.
  • Puedes sustituir la harina por pan rallado, porque aunque no cambia para nada el sabor de la receta, si le da mejor consistencia a la salsa y una apariencia menos lisa a la albóndigas.

Cuando quieras saborear una deliciosa comida que se prepare en poco tiempo y sin tanta complicación, no encontrarás  receta más fácil y gustosa que las albóndigas en salsa.