Saltar al contenido

Receta de coca de albaricoque

Si eres amante de los dulces y postres, sin importar cuál sea la región o país donde se haya preparado por primera vez, ésta receta de coca de albaricoque sin duda alguna te va a encantar. En el siguiente artículo te enseñaremos a preparar un postre típico de la gastronomía mallorquina en el cual no necesitarás tener grandes dotes culinarias para poder realizarla.

La coca de albaricoque, también conocida como la coca mallorquina, es uno de los postres típicos y tradicionales en la cocina balear. Se realiza por lo general en temporadas específicas ya que el albaricoque tiende a dar sus frutos con mayor factibilidad que en ciertas etapas del año.

Ingredientes para preparar el bizcocho de la coca de albaricoque:

  • 225 gramos de harina especial para postres. Sin leudante.
  • 8 gramos de polvo para hornear o levadura.
  • 120 gramos de azúcar refinada.
  • 3 huevos completos.
  • 90 gramos de mantequilla. También puede utilizar aceite en vez de ella.
  • 180 gramos de yogurt natural. Puede ser sin azúcar.

Para decorar el bizcocho necesitarás lo siguiente:

  • 6 albaricoques grandes o los que desees colocarle.
  • Canela.
  • Azúcar glas o nevazúcar.

Forma de preparación:

  1. Inicialmente procedemos a encender el horno. Vamos a dejarlo en una temperatura de 180 grados aproximadamente.
  2. Agarramos los tres huevos. Vamos a partirlos y separamos en dos recipientes  las yemas de las claras.
  3. Con una batidora, vamos a mezclar las claras hasta que queden a ‘punto de nieve’. Esto quiere decir que, debemos batirlas por aproximadamente unos 10 o 15 minutos hasta que se eleven el glaseado. Luego lo refrigeramos mientras continuamos con los demás pasos.
  4. En el bol donde se colocaron las yemas, procedemos a añadir el azúcar. Mezcle de manera uniforme hasta que poco a poco se vayan incorporando en una sola mezcla.
  5. Luego, vamos a ir agregando la mantequilla. Batimos por aproximadamente 10 minutos para que la mezcla pueda quedar uniforme y sin ningún grumo. Es importante que te cerciores de que en cada paso los ingredientes se acoplen entre sí, de no ser así el biscocho podría quedarnos con una textura menos esponjosa de la que necesitamos.
  6. En un recipiente aparte, vamos a tamizar (con la ayuda de un colador), la harina y la levadura. Poco a poco y sin apresurarnos, ya que éste paso puede ser un poco más lento o duradero que los demás. Una vez hayamos vertido toda la harina junto con la levadura, mezclamos para que se mezclen por completo.
  7. Posteriormente, vamos a agarrar la mezcla que teníamos preparada, la harina tamizada con la levadura, y el yogurt. Vamos a unir todos estos para obtener una mezcla uniforme.
  8. Con sumo cuidado, iremos incorporando a la mezcla la harina y el yogurt. Iremos alternando entre estos dos ingredientes e ir agregándolos a la mezcla poco a poco para que logren añadirse de manera satisfactoria en nuestra mezcla para realizar el bizcocho de la coca de albaricoque. Seguimos hasta añadir todos los ingredientes completamente.
  9. Sacamos de la nevera las claras de huevo batidas y vamos a unirlas con la mezcla anterior. Seguimos batiendo de manera uniforme hasta que ambas mezclas se hayan unido completamente y logremos que sean una sola.
  10. Esta manera de preparación es distinta a la tradicional y permite que el bizcocho quede con una consistencia final mucho más suave y esponjosa. A diferencia de cuando se prepara uniendo todos los ingredientes al mismo tiempo y mezclando hasta que se integren
  11. Procedemos a preparar nuestro molde para hornear. Disponemos de una bandeja resistente al calor y la engrasamos. Para esto es preferible utilizar siempre mantequilla. Luego le añadimos harina y cubrimos por completo el interior de nuestra bandeja o tortera.
  12. Vertemos toda la mezcla para el bizcocho de la coca de albaricoque que hemos preparado anteriormente en la bandeja que engrasamos y enharinamos previamente.
  13. Seguidamente, introducimos la bandeja en el horno para comenzar el proceso de cocción de nuestro bizcocho. Regulamos la temperatura a 180 grados y dejamos cocinar mientras seguimos con el resto de nuestra preparación.

Decoración de la coca de albaricoque:

  • Una vez que hayamos introducido el bizcocho en el horno, vamos a comenzar a preparar el decorado, empezamos con los albaricoques.
  • Agarramos nuestros albaricoques y procedemos a prepararlos. Los cortamos por la mitad para poder retirar el hueso o la semilla que contienen en su interior. Podemos mantener estos albaricoques así cortados por la mitad o trocearlos más pequeños para distribuirlos de mejor manera en toda la parte superior.
  • Es necesario que esperemos que hayan transcurrido entre unos 10 o 15 minutos de cocción de nuestro bizcocho para poder abrir el horno y sacarlo. Una vez realizado esto, se colocaran encima de la mezcla (que aún no está completamente cocida) los albaricoques. Distribuyamos de la manera que prefiera o desee. Por lo general, debe colocarlos con la piel hacia arriba, de esta manera la fruta conservara el zumo de su interior.
  • Luego de terminar volvemos a meter la bandeja en el horno. Cerramos y dejamos cocinar por aproximadamente 20 o 30 minutos más. Podemos ir verificando si está listo cuando haya transcurrido este lapso introduciendo un palillo o pinza dentro de nuestro bizcocho. Si al sacarlo sale limpio, podemos retirar la bandeja del horno y apagar el fuego.
  • Antes de desmoldar nuestra coca de albaricoque, debemos dejar que se enfríe completamente. Esto nos puede tomar unos 10 o 15 minutos dependiendo de la temperatura y el clima en el que estemos trabajando.
  • Luego de sacar el bizcocho de la bandeja, procedemos a realizar el paso final. Ponerla en una bonita bandeja con aspecto natural y agregar azúcar glas por encima.

Finalmente ya está lista la receta de esta exquisita coca de albaricoque. Puedes compartir este suculento postre con tus amigos, familiares y seres queridos en cualquier ocasión. Acompáñalo con una bebida fría o caliente según los gustos personales y disfruta de uno de los platos dulces típicos de la gastronomía mallorquina.