Saltar al contenido

¿Cómo preparar la mejor salsa boloñesa?

La salsa boloñesa es considerada la salsa más popular y deliciosa de la cocina italiana, especialmente si es para acompañar cualquier pasta. Además de ser una receta muy fácil de hacer, es ideal para cualquier ocasión o para sorprender a la familia.

Aunque existen muchas versiones, la elaboración es mucho más que carne, tomate y cebolla. Su característica principal es su cocción lenta, que aportará sabor y textura distintiva.

En Italia, las familias suelen tener sus propias recetas y son muy celosas en compartirlas, pero hoy conocerás una excelente receta. Te compartiremos una versión muy fácil de hacer y que hará que tus comensales se chupen los dedos. ¡Acompáñanos a prepararla!

¿Cómo y por qué se originó la salsa Boloñesa?

Realmente los orígenes de esta majestuosa salsa se pierden en la antigua Roma, y desde entonces ha experimentado varios cambios. Sin embargo, se le atribuye su origen en la localidad de Bolonia, perteneciente a la región de Emilia-Romagna.

Receta-salsa-bolonesa

Se cree que se comenzó a preparar en la casa de los nobles los días domingos. Luego su elaboración se extendió también a las familias del pueblo, donde empezaron a usar carne de vacas viejas. La cocción larga que requiere dicha salsa, era precisamente porque se necesitaba suavizar la carne.

Es tal importancia histórica gastronómica de esta receta, que fue registrada el año 1982 en la Academia Italiana de Cocina. De esta forma, los italianos garantizaron la continuidad de su elaboración y un respeto profundo por esta receta.

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para preparar la salsa boloñesa?

Los ingredientes de esta receta son muy fáciles de conseguir en cualquier mercado, solo necesitarás:

  • 300 gramos de carne de ternera picada.
  • 200 gramos de carne de cerdo picada.
  • 100 gramos de bacon.
  • 1 Cebolla grande.
  • 2 Zanahorias medianas.
  • 1 Rama de apio.
  • 800 gramos de tomates maduros pelados.
  • 3 dientes de ajo.
  • 50 ml de aceite de oliva extra virgen.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Orégano, albahaca y laurel al gusto.

Cómo elaborar la salsa boloñesa paso a paso

Los pasos de esta receta son realmente muy fáciles de cumplir, no es necesario ser un chef experimentado. Lo que si es necesario, es tener muchas ganas de hacer una receta exquisita, por eso sigue el paso a paso:

salsa-bolonesa-paso
  1. El primer paso es pelar y picar en trozos pequeños las zanahorias, la cebolla y los ajos. Cada verdura es conveniente colocarla en un recipiente por separado para reservarla hasta el momento de iniciar la cocción.
  2. También se debe picar en trozos pequeños el bacon, cuanto más finos sean los trozos, mejor será la preparación.
  3. Colocamos una sartén profunda o cazuela al fuego y cuando este caliente echamos el aceite de oliva extra virgen.
  4. Añadimos en primera instancia el bacon picado, para que suelte su aroma y se dore. Posteriormente añadimos las verduras como la zanahoria, el apio, la cebolla y el ajo finamente picados. Dejamos que suelten su sabor y se transparenten un poco hasta que estén tiernas.
  5. Seguidamente, añadimos las carnes picadas y comenzamos a saltear hasta que comiencen a dorarse. Este momento es el ideal para añadir el vino. Luego esperamos que rompa hervor y que se evapore el alcohol.
  6. Después procedemos a incorporar el tomate pelado troceado y removemos para integrar todo los ingredientes. Colocamos el orégano, la albahaca, el laurel al gusto y rectificamos sabores con sal y pimienta al gusto.
  7. Bajamos el fuego a mínimo y dejamos cocinar durante aproximadamente 2 horas. Es importante verificar el punto de acidez, en algunas ocasiones es necesario corregir con un poco de azúcar.
  8. Una vez pasado este tiempo, ya la salsa boloñesa se encuentra lista para ser degustada con cualquier pasta de tu preferencia.

Recomendaciones para lograr la salsa boloñesa perfecta

Aunque es una salsa fácil de elaborar, no está demás seguir unas recomendaciones adicionales para que el resultado sea perfecto:

  • Siempre es recomendable colocar más cantidad de carne, que de verduras y tomates. A los italianos les encanta percibir mucho más carne en la salsa.
  • Es importante elegir un buen trozo de carne, de esto dependerá el buen sabor y la calidad de la salsa. Puedes optar por solicitarle al carnicero que la pique o llevarla a casa y picarla, cualquiera de las dos opciones es muy buena.
  • El vino que se utiliza en la receta tradicional de salsa boloñesa es el vino tinto. En ninguna receta está permitido el uso del vino blanco.
  • El secreto de una buena salsa, es una larga cocción, para que la carne quede tierna y jugosa.
  • Es recomendable añadir cada cierto tiempo un poco de agua o caldo de carne para evitar que la salsa quede seca. Lo ideal es comprobar el nivel de humedad cada 15 minutos para lograr una salsa bastante jugosa.
  • Este tipo de salsa es ideal para preparar y congelar en porciones, de esta forma puede usarse en otro momento.
  • La salsa boloñesa es ideal para combinarse con pastas largas como el fetuccini o los papardelle. También puede usarse en lasañas y otras preparaciones como empanadas o pasteles de carne.

¿En qué otras preparaciones puedes usar la salsa boloñesa?

Una vez que la salsa boloñesa se encuentra lista, puede comenzar a usarse en cualquier preparación. Es una salsa que le sube el nivel a las recetas y en general, a los comensales les encanta. Otras de las preparaciones en donde puede usar son:

 salsa-bolonesa

Patatas rellenas con salsa boloñesa

Es una receta muy sencilla de elaborar, lo único que necesitas son 8 patatas asadas al horno, salsa boloñesa y hojas de albahaca fresca. Una vez que las patatas están asadas, se vacían en el medio y se rellenan con la salsa. Se finaliza con hojas de albahaca picadas por encima y se comen calienticas.

Pasta caracolas rellenas de ricotta en cama de salsa boloñesa

Este plato tiene una combinación de ingredientes que son muy nutritivos, porque aportan proteínas, grasas, y carbohidratos. Lo único que necesitas es 400 gramos de pasta caracolas, 200 gramos de ricotta, hierbas aromáticas y salsa boloñesa. Lo primero que debes hacer es combinar la ricotta con las hierbas aromáticas y  cocinar la pasta al punto.

Se escurre las caracolas, se rellenan con la ricotta, y se sirve en un plato con una cama de salsa boloñesa. Finaliza con un toque de hierbas de tu preferencia.

Finalmente, podemos decir que la salsa boloñesa es una de las salsas más versátiles de la cocina italiana. ¡Anímate a prepararla!