¿Se puede congelar seitán? – La ultima guia

Si nunca has oído hablar del seitán, probablemente lo conozcas por otro nombre, como “gluten de trigo” o “carne de trigo”.

Si aún no sabes qué es, es similar al tofu y al tempeh, un sustituto vegano de la carne. Aunque no requiere mucho trabajo para hacerlo, siempre es útil poder descongelar alimentos durante esas semanas ocupadas.

Sin embargo, ¿puedes congelar el seitán como lo harías con las carnes? Sí, puedes congelar el seitán como masa cruda, en platos preparados o en un caldo. Presenta cambios mínimos en el sabor y la textura, y muchos prefieren la textura masticable que agrega la congelación. El seitán durará en el congelador de 3 a 6 meses.

Sorprendentemente, puedes congelar este sustituto de la carne, e incluso muchos fanáticos del seitán lo recomiendan. Hay efectos mínimos y hará que las cenas sean muy sencillas.

En este artículo, veremos formas de congelar diferentes formas de seitán, así como los cambios que experimenta y algunos consejos y trucos adicionales.

¿Qué es el seitán?

El seitán es un sustituto de la carne muy popular en las dietas vegetarianas, veganas y similares que no consumen carne. Tiene un contenido de proteínas muy alto y un recuento de carbohidratos muy bajo.

Está elaborado a partir de gluten de trigo (la principal proteína que se encuentra en el trigo) y agua. Estos ingredientes se combinan y se forma una masa, luego se amasa y se le da forma para el propósito previsto.

Esta masa se puede comer cruda, sin embargo, también se puede cocinar friéndola en una sartén, friéndola en trozos desmenuzados, hirviéndola en caldo vegano (como el caldo de verduras) o cocinándola a fuego lento en un guiso: hay muchas maneras. para preparar seitán, al igual que con la carne.

La guía definitiva para congelar seitán

El seitán recién hecho se puede guardar en el refrigerador durante 3 o 4 días (los productos comprados en la tienda generalmente tienen fechas de caducidad), pero, por supuesto, a veces desea conservarlo más allá de eso.

Congelar el seitán te ayudará a preparar cenas rápidas y a aliviar el estrés de la preparación de comidas de última hora.

Cómo congelar seitán – paso a paso

Afortunadamente para todos, puedes congelar seitán muy fácilmente sin comprometerlo. Aquí está cómo hacerlo:

1. Divide tu masa de seitán

Este paso hará que su vida sea mucho más fácil y conveniente. Divida su masa en los cortes correctos y el tamaño de la porción que necesitará más adelante (una porción para una o dos personas, etc.). Esto evitará que tengas que descongelar un lote grande y luego desechar todo lo que no usaste.

2. Enfriar las masas en porciones

Este es un paso muy importante ya que ayudará a que la masa se congele de manera uniforme y rápida. Coloque sus porciones en una bandeja para hornear forrada de pergamino y colóquela a temperatura ambiente o en el refrigerador.

Siempre recomendamos mantener los alimentos en el refrigerador, ya que tiene una temperatura más segura para los alimentos (no es probable que crezcan bacterias allí).

3. Envuelva sus porciones en plástico

Si tiene chuletas o piezas grandes, envuelva cada pieza individualmente en plástico o film transparente.

Si tiene trozos, trozos o migas más pequeños, simplemente colóquelos en una bolsa de plástico con cierre apta para congelador y déjelos planos cuando los congele para evitar que se aglomeren demasiado.

4. Envuelva las porciones en papel de aluminio

A continuación, envuelva sus piezas grandes de seitán en papel de aluminio. Esto proporcionará protección adicional contra objetos extraños y olores.

También puede escribir la información de su etiqueta (vea los pasos a continuación) en el papel de aluminio si no tiene un recipiente para guardarla.

5. Colocar en Contenedor

Coloque los artículos envueltos (bolsas con cierre hermético o paquetes envueltos en papel de aluminio) en un recipiente hermético apto para el congelador.

Los recipientes actúan como protección contra los olores, otros ingredientes y contra el aplastamiento de otros alimentos mientras aún están blandos. Elija recipientes que se apilen fácilmente para ahorrar espacio en el congelador.

6. Etiquete sus productos

Siempre incluimos este paso en nuestro proceso de congelación, ya que es crucial. La siguiente información siempre debe estar escrita en sus contenedores.

  • Nombre del contenido (masa de seitán, cruda)
  • Tamaño de las porciones o tipo de cortes (si corresponde)
  • Fecha en que se produjo
  • Fecha en que se congeló (esto lo ayudará con la rotación de existencias)
  • Fecha de caducidad (alrededor de 4-6 meses después de haber sido fabricado)

Etiquetar sus productos lo ayudará a identificarlos fácilmente en un congelador y evitará que descongele accidentalmente el producto equivocado.

También ayudará en la rotación de existencias (o el método FIFO: primero en entrar, primero en salir), que consiste en utilizar los productos más antiguos primero y los productos más nuevos al final. Esto es ayudado por las fechas de producción y uso en el contenedor.

7. Coloque los contenedores en el congelador en un área designada

Crea secciones en tu congelador (masas, verduras, bollería, etc.) para encontrar fácilmente el producto que buscas. Esto le ayudará a no mantener su congelador abierto durante largos períodos (mientras busca el producto correcto) y evitará que los productos como el seitán, que se descongela rápidamente, se vean comprometidos.

La masa de seitán cruda congelada se mantendrá hasta 6 meses en el congelador si se almacena correctamente. Sin embargo, revise el seitán mensualmente para asegurarse de que todavía esté bien (sin moho o cambios drásticos de color y textura).

Congelar Platos de Seitán Preparados – Paso a Paso

Estos platos también se congelan muy bien y te ahorrarán aún más tiempo. Deben consumirse dentro de un mes de la congelación como medida de seguridad, pero podrían almacenarse hasta 3 meses.

1. Coloque el plato en un recipiente

Coloque su comida preparada en un recipiente bien ajustado. El recipiente debe ser hermético y apto para el congelador. Coloque una lámina de plástico o film transparente directamente sobre la superficie de la comida, antes de colocar la tapa encima.

2. Envuelva el contenedor

Envuelva todo el recipiente con una envoltura de plástico. Esto evitará que se derramen jugos o salsas si el recipiente se cayera en el congelador.

Este paso no es necesario pero se recomienda.

3. Etiquete los contenedores

  • Nombre del plato (si quieres puedes incluir el enlace de la receta)
  • Tamaño de las porciones (si corresponde)
  • Fecha en que se congeló
  • Fecha de caducidad (1-3 meses después de haber sido fabricado)

4. Congelar el Plato

Asegúrese de colocar recipientes en un área con otras comidas preparadas para asegurarse de encontrarlo fácilmente y no olvidarlo.

Congelar Seitán en Caldo Paso a Paso

Este método funciona muy bien si planeas hacer guisos o sopas. Los pasos siguen siendo los mismos que para los platos preparados.

Simplemente agregue su caldo de verduras (o vegano) enfriado al recipiente con los trozos de masa cruda de seitán. Envuelva bien el recipiente con plástico o film transparente y etiquételo con la información correcta.

Consejo: las piezas más pequeñas funcionan mejor que usar trozos grandes.

Cambios de sabor y textura

Como todo lo que se congela, el cambio es inevitable. Mucha gente prefiere congelar su seitán para hacerlo más masticable, haciéndolo más realista para la carne, por lo que esto no es necesariamente algo malo.

La elasticidad de la masa cruda cambiará considerablemente después de 3 meses, sin embargo, el sabor permanece muy consistente.

consejos y trucos

  • La masa de seitán se descongela rápidamente, por lo que puedes sacarla del congelador unas 2 o 3 horas antes de que la necesites.
  • Si está congelando comidas preparadas, también puede colocar el contenido en una bolsa resellable apta para el congelador. Congele las bolsas en bandejas para hornear hasta que estén completamente congeladas, luego apílelas en el área designada en su congelador.
  • Si está congelando seitán comprado en la tienda, a veces las cajas solo recomiendan congelar durante 2 semanas, sin embargo, muchos consumidores afirman que puede almacenarlo entre 3 y 6 meses y aún estará bien. Revise su seitán congelado regularmente y haga su propia llamada.
  • También puedes congelar seitán simple cocido. Enfriar los trozos de seitán cocidos en el frigorífico, unos 10-15 minutos dependiendo del tamaño. Luego, siga las instrucciones para envolver[pingpiezasdeseitáncrudas[pingrawseitanpieces

Seguridad alimenticia

Su congelador nunca debe tener temperaturas fluctuantes. Debido a que el seitán se descongela muy rápido, incluso las pequeñas fluctuaciones pueden afectar la masa y hacer que se eche a perder mucho más rápido.

Las masas son muy porosas, por lo que el seitán absorberá cualquier olor en el congelador. Asegúrese de que su congelador esté limpio y libre de olores y que el seitán se almacene en un recipiente hermético para una protección adicional.

Nunca envuelva su comida directamente con papel de aluminio. Algunas láminas emiten un color gris y un sabor metálico a los alimentos si entran en contacto directo con ellos.

No escriba la información de la etiqueta directamente sobre plástico o papel film. Las tintas tienden a filtrarse a través del plástico y mancharán sus alimentos, haciéndolos inseguros para comer.

preguntas relacionadas

Esperamos que hayas disfrutado de esta guía para congelar seitán. También hemos incluido algunas preguntas comunes relacionadas con la congelación y el recalentamiento de esta deliciosa comida sin carne, ¡así que asegúrese de consultarlas!

¿Cómo se descongela la masa de seitán?

Colocar la masa en un plato en el refrigerador unas 2-3 horas antes de que lo necesite.

Si necesita descongelarlo más rápido, colóquelo en un recipiente con agua fría, pero asegúrese de tener un recipiente a prueba de agua.

¿Cómo se recalienta el seitán?

Hay muchas maneras de recalentar el seitán, aunque a continuación tenemos un consejo para cocinarlo. Independientemente del método de cocción que elija, solo asegúrese de agregar humedad también, ya que de lo contrario el seitán se secará considerablemente.

¿Será gomoso el seitán después de ser congelado y cocinado?

Un seitán gomoso y duro no es causado por su método de congelación. La textura gomosa es causada por los métodos de cocción utilizados. Cocer al vapor la masa de seitán creará un producto mucho más suave y esponjoso que si lo horneas.

A continuación: ¿Qué se puede cenar por la noche?

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba