¿Se pueden congelar croissants? – La mejor manera

Los croissants son mantecosos, hojaldrados y francamente deliciosos. Se pueden servir solos para el desayuno, o se pueden cubrir con ingredientes dulces para un postre o con sabores salados para una comida.

Tan deliciosos como son los croissants, se vuelven rancios en tres días, y realmente no quieres quedarte con un lote de croissants rancios desperdiciados.

Si ha horneado un lote fresco, o si encontró una gran oferta de croissants en su panadería local, ¿puede congelarlos? Es completamente posible congelar croissants y lograr el mismo sabor escamoso y mantecoso que tienen los croissants frescos. Puede congelar croissants que haya horneado en casa o comprado en la tienda. También puede optar por congelar la masa de croissant, siempre que se le haya dado forma y se haya ultracongelado primero.

Asegúrese de seguir las instrucciones adecuadas de manipulación y almacenamiento al congelar croissants, ya que esto asegurará que aún tengan un sabor maravilloso y tengan la misma textura delicada una vez que se hayan congelado, descongelado y recalentado.

Para mantener el excelente sabor y la textura de los croissants, debe asegurarse de congelarlos, almacenarlos y recalentarlos correctamente. ¡Aquí hay una guía sobre cómo hacerlo exactamente!

Cómo congelar croissants

Los croissants deben enfriarse por completo antes de congelarlos. Una vez fuera del horno, retira los croissants de la bandeja para hornear y deja que se enfríen en una rejilla (yo uso esta de Amazon y es perfecta).

La rejilla de enfriamiento permite que el aire circule por todos lados, enfriando el croissant más rápido.

Una vez enfriado, debe envolver cada croissant ligeramente en una envoltura de plástico transparente. Asegúrate de que sea apto para ponerlo en el congelador.

Envuelva cada croissant varias veces para asegurarse de que tenga un sello hermético. Si la envoltura de plástico no se adhiere a sí misma, use cinta adhesiva para congelar para asegurarla.

O bien, puede usar algunas envolturas de alimentos reutilizables. Yo personalmente uso este juego de cera de abeja orgánica de Etee y son perfectos para esto.

Cuando haya envuelto todos los croissants, colóquelos en una bolsa grande para congelar, dejando alrededor de 2 pulgadas de espacio libre en la parte superior de la bolsa para congelar.

Trate de exprimir la mayor cantidad de aire posible antes de sellar la bolsa. Es posible que deba usar varias bolsas para congelar según la cantidad de croissants que esté congelando, solo asegúrese de no llenar demasiado las bolsas y de que cada croissant esté bien envuelto. Además, asegúrese de tener bolsas con cremallera de doble sellado de alta calidad como estas.

Etiquete las bolsas de plástico para congelar con la fecha de congelación para que sepa cuándo debe usarlas.

Coloca la bolsa de croissants contra la pared del congelador para que se congelen rápidamente y luego muévelos al centro del congelador después de 24 horas una vez que se hayan congelado por completo.

Consejos rápidos para congelar croissants

  • Maximice la vida útil de los croissants cubriéndolos con una envoltura de plástico o papel de aluminio para evitar que se sequen.
  • Los croissants recién horneados durarán hasta 2 días si se mantienen a temperatura ambiente normal.
  • Almacenados adecuadamente, los croissants durarán hasta 1 semana en el refrigerador.
  • Envueltos herméticamente en una envoltura de plástico y almacenados en una bolsa de plástico, los croissants se pueden guardar en el congelador hasta por un año, pero deben consumirse dentro de los 2 meses para obtener la mejor calidad y sabor.

¿Se pueden congelar los croissants antes de hornearlos?

Puede congelar los croissants antes o después de hornearlos. Si desea congelar croissants antes de hornearlos, primero debe darles forma y colocarlos en una bandeja para hornear.

Coloque la bandeja para hornear en el congelador y deje que cada uno se congele por completo. Una vez que se hayan congelado, puede colocarlos en una bolsa para congelar, etiquetarlos y luego colocar la bolsa para congelar en el congelador.

Cuando sea el momento de hornearlos, déjelos descongelar durante la noche en el congelador, lávelos con huevo y colóquelos en el horno para hornear.

No debería haber una diferencia real entre la frescura y la textura cuando los hornea congelados, y aún deben estar mantecosos y escamosos, como si estuvieran frescos.

Si quieres hacer croissants en casa, te recomiendo que veas este video de Joshua Weissman en YouTube. Recomienda invertir en esta báscula de alimentos (si no tienes una) antes de empezar.

¿Se pueden refrigerar croissants?

Si solo quieres conservar los croissants unos días, y no quieres dejarlos a temperatura ambiente ni congelarlos, puedes guardar los croissants en la nevera.

Permita que los croissants se enfríen primero y luego envuélvalos en una envoltura de plástico o en papel de aluminio, de manera similar a como lo haría si los estuviera congelando.

Coloque los croissants envueltos en la sección más interna de la nevera, ya que es donde la temperatura se mantiene más constante.

Deben consumirse en el plazo de una semana si se conservan en la nevera.

Cómo descongelar y recalentar croissants

Cuando llegue el momento de disfrutar de sus croissants congelados, debe seguir algunos pasos para asegurarse de que tengan el mejor sabor posible y de no exponerlos a ninguna bacteria durante el proceso de descongelación (especialmente los croissants que aún no se han horneado). .

Para descongelar los croissants, debe sacarlos del congelador y dejarlos reposar en el refrigerador durante la noche. Esto permite que los croissants se descongelen a una temperatura segura y, aunque lleva un poco más de tiempo, es la mejor forma de descongelarlos antes de hornearlos.

Coloque los croissants en el horno hasta que se calienten por completo.

También puede optar por recalentar los croissants congelados. Deberá ajustar el tiempo de recalentamiento para permitir que los croissants se descongelen y se recalienten mientras están en el horno.

Una vez que los croissants se hayan recalentado una vez, se deben comer o desechar. No puede recalentar los croissants por segunda vez, ya que se volverán rancios y existe una mayor posibilidad de que se echen a perder debido a los cambios frecuentes de temperatura.

Así como no debes recalentar los croissants, tampoco debes volver a congelarlos. La delicada textura escamosa de un croissant se arruinará si lo congelas por segunda vez, por lo que realmente no vale la pena.

La vida útil de los croissants

Conocer la vida útil de los croissants es la mejor manera de asegurarse de usarlos antes de que se vuelvan rancios o malos.

Si se dejan a temperatura ambiente, los croissants no deben almacenarse por más de dos días. Existe una buena posibilidad de que se vuelvan rancios para el segundo día, y si vives en un clima más cálido, existe la posibilidad de que los croissants también se echen a perder después de esto.

Mantenidos en el refrigerador, los croissants pueden permanecer frescos hasta por una semana. Deberá asegurarse de que se mantengan en las condiciones adecuadas, ya que durarán más si se mantienen protegidos en el refrigerador.

Cuando se congelan, los croissants se pueden guardar en el congelador hasta por un año. Sin embargo, la calidad de los croissants comienza a disminuir después de 2 meses, por lo que es mejor consumirlos dentro de este período de tiempo. Serán seguros para comer después de esto, pero la calidad, la descamación y el sabor no serán excelentes.

Los plazos enumerados anteriormente dependen del manejo y almacenamiento adecuados. Si no se siguen las pautas de almacenamiento adecuadas, los croissants se volverán rancios y posiblemente se echarán a perder antes de lo previsto.

Cómo saber si los croissants se han estropeado

La primera señal de que debes deshacerte de tus croissants es si se han vuelto rancios. Los croissants rancios no son buenos para comer, y debes hornearlos o comprar un nuevo lote.

Para saber si los croissants se han estropeado, puede buscar cualquier signo de moho. Si hay algún moho aparente, deseche los croissants.

También puede oler los croissants, si hay un indicio de mal olor, deben desecharse. La última opción es probar el croissant, podrá saber de inmediato si está mal o no al probarlo.

preguntas relacionadas

¿Puedes congelar la masa de croissant?

Puede congelar la masa de croissant con éxito si no tiene ganas de hornearla de inmediato.

Debes darle forma a la masa antes de congelarla, así será más fácil trabajar con ella cuando llegue el momento de hornearla congelada.

¿Cuántas capas debe tener un croissant?

Si bien no es necesario que sigas esto exactamente cuando hagas croissants en casa, ya que sería muy difícil, los croissants tradicionalmente tienen tres pliegues triples que son perfectos.

Esto dará 81 capas que se elevan de manera uniforme a medida que se hornea el croissant, lo que le da el volumen delicado y las hojuelas que tanto gustan a los croissants.

¿Qué es bueno servir con un croissant?

La belleza de los croissants es que puedes combinarlos con casi cualquier cosa.

Las opciones dulces incluyen chocolate, miel, jarabe de arce y fruta fresca con crema batida.

Para un sabor más sabroso, puede comer jamón, huevo, queso, queso brie, tocino, cebolla caramelizada, pepinillos, casi cualquier cosa salada que desee.

¿Se deben calentar los croissants?

Los croissants se sirven mejor tibios. Esto ayuda a que las capas se desprendan más y le da más volumen al croissant mientras realza el sabor a mantequilla.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba