¿Se puede congelar la verdura?

Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud reveló que, se debe mantener una dieta saludable que incluya verduras. Eso para evitar la malnutrición y enfermedades no transmisibles como diabetes, cardiopatías, cáncer; etc.

Si vas a comenzar a crear un menú donde las verduras sean las estrellas, entonces necesitas aprender a conservarlas. Justamente, a través del siguiente post, te aclararemos si realmente se puede congelar la verdura para conservarla en buen estado por más tiempo. 

Si el tema te interesa ya sabes que debes leer hasta la última línea. ¡A por ello!

¿Qué verduras se pueden congelar?

Existe una gran variedad de verduras que puedes conservar en el congelador durante unos cuantos meses, sin problema. De manera que, las vayas sacando a medida que las requieras para elaborar tus recetas estrellas. 

Antes de darte la lista de las verduras que se pueden congelar, es importante que sepas que no todas aguantan igual el congelador. Por lo que, es necesario ofrecerles un proceso de preparación totalmente diferente.

Lo que intentamos decir, es que algunas verduras pueden introducirse en el congelador sin mucho trabajo. Solo debes lavarlas, secarlas y trocearlas rápidamente para congelarlas por el tiempo que sea necesario.

Mientras que existen verduras que necesitarás pre cocinar durante unos minutos antes de introducirlas al congelador. Puesto que, esa es la única manera en que aguantan las bajas temperaturas sin que sus propiedades se vean comprometidas. 

Verduras que se pueden congelar crudas

Y para guiarte, comencemos con las verduras que se pueden congelar crudas.

  • Cebolla: Se pueden congelar solo si se usarán en una receta que amerite su cocción, ya que luego no servirán para comerlas crudas. 
  • Cebollín: Antes de congelarlas debes trocearlas muy bien para eliminar el exceso de líquido y evitar la formación de cristales de hielo en su interior. 
  • Pimiento: Lo recomendable es picarlos en tiras antes de introducirlos al congelador, o luego te será difícil utilizarlos en tus recetas. 
  • Brócoli: Son los que mejor aguantan las bajas temperaturas, sin que su consistencia o sabor se vea perjudicado. 
  • Coliflor: Antes de congelarlo te recomendamos introducirlos en un envase con agua fría, un chorrito vinagre y sal por 5 minutos.
  • Perejil: Este puedes introducirlo al congelador entero, usando solo las hojas enteras o troceadas a tu gusto.
  • Cilantro: Asegúrate de congelar sus hojas de manera horizontal dentro de una bolsa hermética y mientras más sueltas queden sus hojas mejor. 
  • Jengibre: Córtalo en rodajas desiguales para que puedas elegir la pieza del tamaño que requiera cada receta. 
  • Ajo: La mejor manera de congelar el ajo es pelarlo previamente y asegurándose de que no queden partículas de su concha. 
  • Vainitas: Estas puedes congelarlas crudas o precocidas de acuerdo a tus gustos, ya que de ambas maneras se conserva bien. 

Verduras que deben escaldar antes de congelar

congelar verduras

Ahora, continuaremos con las verduras que requieren un proceso de blanqueamiento antes de meterlas al congelador. El cual, no es otra cosa que cocinar o escaldar la verdura durante 3 o 10 minutos aproximadamente. 

  • Calabaza: Lo apropiado es limpiarla, pelarla y picarla en trozos pequeños antes de escaldarla para que aguante mejor las bajas temperaturas. 
  • Zanahoria: Estas deben escaldarse primero para evitar que se decoloren y ablanden al momento en que necesites descongelarlas.
  • Puerro: Su tallo puede trocear en rodajas o en media luna antes de guardarlos en una bolsa hermética para congelador. 
  • Remolacha: Se trata de una verdura que puede durar hasta 6 meses en el congelador cuando se le aplica un proceso de blanqueamiento primero. 
  • Berenjena: Una vez se descongele comienza a descomponerse de forma rápida, por lo que se aconseja utilizarla de inmediato.
  • Calabacín: Trocéalos y ponlos estirados en una bandeja para que no se peguen al congelarse. 

¿Cómo congelar la verdura cruda?

Muchas verduras pueden meterse al congelador crudas, sin requerir un tratamiento previo como el escaldado o blanqueado. Algunas son las cebollas, el perejil, el ajo, el calabacín y una extensa variedad más.

Solo ten en cuenta que, una vez descongeladas, el proceso de degeneración de las verduras crudas se acelera. Eso quiere decir que pierden su color, sabor, aroma y textura tan rápido que deberás consumirlas al instante para no tener que desecharlas más tarde. 

Ahora bien, si quieres congelar tus verduras crudas esto es lo que necesitarás hacer para que se conserven bien por más tiempo.

Compra verduras de calidad 

De la calidad de tus verduras dependerá su capacidad de aguante dentro del congelador. Si compras un alimento en mal estado, no puedes exigir demasiado a su tiempo de vida útil, y eso debes tenerlo muy en cuenta.

Te recomendamos que busques un proveedor que te garantice verduras de alta calidad, que siempre lleguen frescas, sin maltratos y en el punto de maduración exacta. Se aplica igual para quienes compran sus verduras directamente en el supermercado. 

Higieniza tus manos

Una vez tengas el arsenal de verduras en tu cocina, procede a lavar bien tus manos con un detergente no abrasivo y abundante agua. Recuerda que si vas a manipular alimentos, debes mantener óptimas condiciones de higiene

La razón de mantener las manos totalmente higiénicas, es para evitar que las bacterias que habitan en la superficie de nuestra piel se transfieran a las verduras. Así que no escatimes en agua y detergente al momento de hacerlo. 

Lava las verduras con abundante agua

Llegó el momento de asear tus verduras con abundante agua y un detergente sin perfume. Asegúrate de limpiarlas bien para que elimines las partículas de suciedad que adquirieron al momento de su recolección y traslado.  

De hecho, en el mercado existen cepillos especiales para limpiar verduras que no las dañan de ninguna manera. Solo eliminará las partículas de suciedad sin maltratarlas, por lo tanto quedarán limpias y como nuevas. 

Escurre las verduras y sécalas 

Es estrictamente importante que seques las verduras antes de introducirlas al congelador, debido a que la humedad excedente forma cristales en los alimentos. Estos cristales pueden provocar la pérdida de sus nutrientes, sabor, olor y textura. 

Si no quieres que el proceso de envejecimiento de tus verduras se acelere, debes asegurarte de secarlas bien antes de congelarlas. De esta manera, tendrás la garantía de que estarán en buen estado cuando las utilices. 

Pica las verduras 

Lo más recomendable, es picar las verduras en trozos desiguales antes de congelarlas. De esa manera, es más fácil seleccionar la cantidad exacta que necesitas para cada receta y no tendrás que descongelar toda, incluyendo la que no necesitas. 

Para eso te recomendamos utilizar un cuchillo bien afilado. Eso debido a que no maltratará los alimentos y podrás meterlos al congelador en perfecto estado. Si no tienes un cuchillo afilado comienza a buscar uno.  

Usa envases resellables 

El siguiente paso, es distribuir tus verduras en envases o bolsas sellables. Es necesario que los alimentos queden bien distribuidos para que no se peguen unos con otros cuando se estén congelando, o luego será un tormento para ti. 

Te aconsejamos adquirir envases aptos para el congelador de diferentes tamaños, de forma que puedas hacer una distribución cómoda. Es decir, cada verdura tendrá su propio envase o bolsa dentro del congelador.  

Crea un vacío

Es importante eliminar la mayor cantidad posible de aire de los envases antes de guardarlos en el congelador. De hecho, existen bolsas plásticas de cierre especiales para congelación que te vendrán de maravilla para ello. 

En caso de que tengas una máquina selladora al vacío, todo será más simple para ti. Puesto que solo deberás ponerla a funcionar y esta se encargará de extraer todo el oxígeno restante de las bolsas para evitar la generación bacteriana

Etiqueta las bolsas y envases 

El trabajo no termina, ya que deberás identificar los envases donde guardarás las verduras antes de introducirlas al congelador. De esta manera será fácil para ti ubicar el alimento que buscas para cada receta.

Te aconsejamos anotar la fecha de envasado a cada envase o bolsa Eso te permitirá llevar un control exacto de cuánto tiempo lleva cada verdura en el congelador y en cuánto tiempo comenzará a descomponerse.

Colócalas en el congelador 

En este punto, ya tienes todo listo para guardar tus verduras en el congelador. Solo deberás preocuparte por distribuir bien el espacio para que ninguna quede por fuera, pero eso es algo que tú ya debes saber. 

Para descongelar la verdura cruda te aconsejamos sacarla del congelador y meterla en el frigorífico por 12 horas aproximadamente. De esta forma, se descongele poco a poco y se evitará la producción de bacterias nocivas para la salud. 

¿Cuánto dura la verdura congelada?

Dejaremos una tabla que expone claramente cuánto dura la verdura en el congelador. Para ejemplo, elegimos las verduras de uso más común.

Tipo de verduraSin abrirDuración en el congelador
CebollaSin descongelar2 meses
PimientoSin descongelar12 meses
BrócoliSin descongelar9-12 meses
AjoSin descongelar2 meses
CebollínSin descongelar3 meses
ZanahoriaSin descongelar10 meses
BerenjenaSin descongelar12 meses
PuerroSin descongelar2 meses
RemolachaSin descongelar12 meses. (No congelar si se quiere comer cruda).
VainitasSin descongelar8-12 meses

En conclusión, sí se pueden congelar las verduras y el procedimiento a seguir para hacerlo correctamente es completamente sencillo. 

¡Pon en práctica lo aprendido!

Preguntas frecuentes

¿Qué verduras se pueden congelar en crudo?

Existen varios tipos de verduras que pueden someterse a un proceso de congelación totalmente crudas. Es decir, no es necesario aplicarles un escaldado para que puedan soportar las bajas temperaturas por semanas o meses. 

Entre las verduras más comunes que podemos mencionar están las siguientes: 

  • Cebolla 
  • Cebollín 
  • Pimiento 
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Perejil
  • Cilantro
  • Jengibre
  • Ajo
  • Vainitas

¿Cómo puedo congelar verduras correctamente?

Puedes seguir varios pasos para congelar verduras correctamente. Pero, en resumen todo debe empezar por una buena higienización, tanto de tus manos como de las verduras. Debes hacerlo con un detergente sin perfume.  

Al tener tus verduras lavadas, procede secarlas muy bien para evitar que se formen cristales de hielo en su interior. Una vez estén secas, picarlas en trozos desiguales y meterlas en bolsas herméticas con cierre aptas para el congelador. 

Finalmente, introdúcelas al congelador para que se conserven en buen estado por el tiempo que tú lo necesites. Eso sí, no interrumpas su proceso de congelado si no las vas a utilizar, ya que luego no puedes ponerlas a congelar por segunda vez

¿Cómo congelar las verduras sin que pierdan sus propiedades?

La mejor forma de evitar que las verduras pierdan sus propiedades durante el congelado, es proporcionándoles un escaldado o blanqueado primero. Esto consiste en poner a hervir un poco de agua en una olla para luego meter las verduras durante 3 o 10 minutos.

Es importante meter las verduras solo cuando el agua esté hirviendo. Pasados los minutos, sácalas y metelas en agua fría para cortar la cocción. Lo último será secarlas, picarlas y envasarlas para introducirlas al congelador. 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba