Sustitutos

Sustituto del vinagre de vino blanco: las 7 mejores opciones

Sustituto del vinagre de vino blanco: las 7 más utilizadas opciones

Todos y cada uno de los chefs tuvieron esta experiencia. Andas en la mitad de la creación de una pieza maestra culinaria solo para conocer que no tienes entre los elementos fundamentales precisos.

Esta agravación sucede con mucho más continuidad en el momento en que el ingrediente que falta es uno que no se utiliza todos y cada uno de los días, como el vinagre de vino blanco. Si no crea recetas complicadas frecuentemente, el vinagre de vino blanco puede ser algo que no guarda con regularidad en su despensa.

Por suerte, si eres de los que cocina bastante, probablemente poseas un óptimo sustituto del vinagre de vino blanco en algún rincón de tu cocina que logre ofrecerte el gusto que precisas.

Vamos a zambullirnos y examinar ciertas opciones que marchan bien como remplazo del vinagre de vino blanco.

1. Vinagre de vino tinto

En ciertos casos, el más destacable sustituto del vinagre de vino blanco es el vinagre de vino tinto. Un factor básico de la despensa habitual, una botella de vinagre de vino tinto se puede localizar en algún sitio en la parte posterior de la mayor parte de las despensas.

El vinagre de vino tinto tiene un gusto sutilmente mucho más audaz que su homólogo de vino blanco. No obstante, en concepto de gusto, el vinagre de vino tinto es muy afín al vinagre de vino blanco.

Como sustituto del vinagre de vino blanco, use vinagre de vino tinto en una proporción de 1: 1. Por poner un ejemplo, si su receta necesita una cucharada de vinagre de vino blanco, utilizaría una cucharada de vinagre de vino tinto.

2. Vinagre de champán

¡El gusto del vinagre de champán es tan fantástico como suena! En contraste al vinagre de vino blanco y el vinagre de vino tinto, el vinagre de champán se realiza desde champán fermentado.

Gracias a que tiene un gusto despacio, el vinagre de champán no posee la intensidad que se goza con el vinagre de vino blanco.

Gracias a que el vinagre de champán es mucho más despacio que el vinagre de vino blanco, reemplace 1 1/2 cucharada por cada cucharada de vinagre de vino blanco.

3. Vinagre de sidra de manzana

El gusto profundo del vinagre de sidra de manzana no marcha en todas y cada una de las recetas, pero en ciertos casos, puede emplearlo como un sustituto del vinagre de vino blanco.

El vinagre de sidra de manzana tiene un gusto realmente fuerte, pero puede marchar si no posee ninguno de los otros sustitutos del vinagre de vino blanco.

Para emplear vinagre de sidra de manzana como sustituto del vinagre de vino blanco, use una cucharada de vinagre de sidra por una cucharada de vinagre de vino blanco.

4. Vinagre de Jerez

Si no posee vinagre de vino tinto o vinagre de vino blanco, el vinagre de jerez es buena opción de remplazo.

Usado frecuentemente en las recetas españolas, el vinagre de jerez es sutilmente dulce y de cuerpo medio. Este vinagre tiene un perfil de gusto mucho más tenue que el vinagre de vino tinto o el vinagre de vino blanco.

Tenga presente que conforme el vinagre de jerez avejenta, se regresa mucho más obscuro. Esto no quiere decir que se haya echado a perder, pero el gusto va a ser considerablemente más robusto.

Si emplea este vinagre, apreciará un gusto mucho más pronunciado y propio que el del vinagre de vino blanco.

El vinagre de jerez asimismo es un increíble sustituto del vinagre de vino tinto.

Para conseguir exactamente el mismo gusto, use una cucharada de vinagre de jerez en vez de una cucharada de vinagre de vino blanco.

5. Vinagre de arroz (sin ponerle condimientos)

El vinagre de arroz se emplea con cierta frecuencia en la cocina asiática y está hecho de arroz fermentado. Este vinagre de arroz blanco se utiliza de manera frecuente para ponerle condimientos ensaladas de inspiración asiática y arroz de sushi.

El gusto del vinagre de arroz es afín al del vinagre de vino blanco.

Asegúrese de no tomar una botella de vinagre de arroz condimentado por el hecho de que en general tiene dentro sal y azúcar. Si consigue vinagre de arroz aromatizado, no va a tener exactamente el mismo gusto de vino blanco que busca.

Para emplear vinagre de arroz como sustituto del vinagre de vino blanco, use exactamente la misma porción. Si una receta necesita una cucharada de vinagre de vino blanco, use una cucharada de vinagre de arroz.

Tenga presente que el mirin no es un enorme sustituto del vinagre de vino blanco pues no tiene acidez. Además de esto, el vinagre de arroz no debe malinterpretarse con el vino de arroz, si bien el término vinagre de vino de arroz se emplea de forma indistinta.

6. Vinagre de yerbas

En dependencia de lo que esté cocinando, en ocasiones se puede utilizar un vinagre de yerbas como sustituto del vinagre de vino blanco. Una parte del vinagre de yerbas que observamos generalmente tiene gusto a romero, estragón o tomillo.

Si prepara aderezos para ensaladas, el vinagre de yerbas puede ser útil como un increíble sustituto del vinagre de vino blanco. De la misma forma, el vinagre de yerbas asimismo es increíble en adobo como sustituto del vinagre de vino blanco.

Si utiliza vinagre de yerbas como sustituto del vinagre de vino blanco, use una cucharada de vinagre de yerbas por cada cucharada de vinagre de vino blanco.

7. Jugo de limón (si no posee solamente)

Si no posee vinagre de vino blanco (u otro vinagre) en su despensa, puede utilizar jugo de limón. Un jugo de cítricos, el jugo de limón no es la opción mejor, pero es picante y ácido como el vinagre blanco.

Tenga presente que el jugo de limón tiene naturalmente un gusto a limón, con lo que no va a funcionar para todas y cada una de las recetas. No obstante, en los aderezos para ensaladas, el jugo de limón puede ser un increíble sustituto del vinagre de vino blanco.

Antes de emplear jugo de vinagre como sustituto del vinagre de vino blanco, asegúrese de que un gusto a limón o un gusto ácido va a funcionar bien en su receta.

Todas y cada una estas pautas asimismo se aplican al jugo de lima, si bien el jugo de lima le va a dar un gusto sutilmente diferente.

8. Otro vinagre

Hay otros géneros de vinagre, incluyendo el vinagre destilado, que se tienen la posibilidad de emplear como sustituto del vinagre de vino blanco en recetas concretas. No obstante, en la mayor parte de las situaciones, estos tres no son el más destacable sustituto del vinagre de vino blanco.

El vinagre blanco destilado regular, el vinagre balsámico, el vinagre balsámico blanco, el vinagre de miel y el vinagre de malta tienen la posibilidad de ser útil como un remplazo del vinagre de vino blanco en varias recetas, pero en la mayoría de los casos, entre las otras alternativas de nuestra lista satisfará mejor sus pretensiones. Otro vinagre habitual es el vinagre de frutas, pero le va a dar un gusto claramente afrutado a tus recetas. Además de esto, no aconsejamos emplear vinagre sin pasteurizar en las recetas.

En el momento en que una receta necesita vinagre de vino blanco, hay un gusto concreto que consigue el vinagre de vino blanco. Las elecciones enumeradas en el parágrafo previo tienen la posibilidad de cambiar drásticamente el gusto de lo que esté mejorando.

Además de esto, si una receta necesita vinagre blanco destilado, ninguno de estos vinagres para cocinar es un sustituto conveniente del vinagre blanco si está preservando alimentos.

Aquí hay un vídeo que cubre ciertas opciones de sustitutos del vinagre de vino blanco y examina qué vinagre de vino blanco es preferible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba