Saltar al contenido

Receta de tarta de cuajada

Hoy en día, tenemos a nuestra disposición un montón de postres muy ricos para merendar en las tardes con nuestra familia, o si lo deseamos, asistir a algún evento o recibir invitados.

Sin embargo, uno de los más populares, sobre todo por su sencillez en la preparación y su delicioso sabor, es la tarta de cuajada, la cual se ha convertido en un indispensable para muchas familias y sus meriendas.

Queremos contarte todo sobre este delicioso postre para que sorprendas a tus seres queridos en las tardes o en cualquier ocasión especial. Por eso, hemos preparado este artículo, para contarte todo lo relacionado a la tarta de cuajada, desde sus ingredientes, su preparación y más.

Un dato interesante que debes saber sobre este delicioso postre como lo es la tarta de cuajada, es que se ha convertido en un imprescindible para la cocina de muchas familias, pues es sencillo de preparar, además de que sus ingredientes son fáciles de conseguir sin tener que gastar mucho dinero.

Ingredientes de la tarta cuajada

Desde el comienzo del artículo, hemos mencionado que es muy fácil de preparar y que sus ingredientes son económicos de adquirir. A continuación, te contaremos cuáles son, es muy probable que los tengas en casa.

Para comenzar, vas a necesitar 1 paquete de galletas María, que pueden traducirse en unos 200 gramos; también 150 gramos de mantequilla o puede ser margarina; medio litro de leche, medio litro de nata para cocinar.

Necesitarás también 2 o 3 cucharadas soperas de azúcar, 2’5 sobres de cuajada, mermelada de fresa y virutas de chocolate, aunque esta es más bien opcional y puedes prescindir de ella.

Como ves, sus ingredientes no son tan especiales o costosos como los que requieren otros postres, de hecho, podríamos decir que es una de las tartas que menos requiere. Esto significa que, si quieres hacer algo delicioso para tu familia a modo de postre o merienda y no tienes muchos ingredientes complejos en la alacena, entonces podrías optar por preparar esta deliciosa tarta cuajada.

Dicho todo esto, a continuación pasaremos a conocer cómo podrás preparar esta delicia y premiar el paladar de todos tus invitados. Del mismo modo que sus ingredientes no son complicados, tampoco lo es su preparación, pero eso lo verás a continuación de la forma más detallada y simple posible para evitar confusiones.

¿Cómo preparar la tarta cuajada?

Para comenzar, deberás triturar las galletas con la batidora para posteriormente mezclaras con la mantequilla. Tendrás que trabajarlas hasta que obtengas una pasta uniforme y compacta; recuerda que esta será la base de la tarta, por lo que debes cuidar la calidad del resultado.

Una vez tengas esto, tendrás que vaciar esta masa en el fondo de un molde que pueda ser desmontado. Todo esto tendrás que hacer con tus manos que puedas tener la certeza de que ha quedado compacto y suave, así como el vaciado.

Cuando lo hayas hecho, podrás lavarte las manos, pues no requerirás de ensuciártelas nuevamente, sino que pasaremos a otra parte del proceso de elaboración.

En una cazuela tendrás que mezclar todo el medio litro de leche junto a la nata y las cucharadas soperas de azúcar. Además de esto, deberás tener un bol libre, pues es donde vas a disolver los sobres de cuajada. Esta es la mejor forma de hacerlo porque conseguirás evitar que se creen grumos que puedan arruinar la mezcla.

Esta cazuela tendrás que ponerla al fuego hasta que el contenido alcance su punto de ebullición, además tienes que estar removiéndola de forma constante para que no se pegue o se queme, arruinando completamente el sabor de nuestra rica tarta de cuajada.

Este bol tendrás que verterlo junto a los sobres de cuajada ya disueltos unos instantes antes de que hiervan. Aunque no lo sepas, este es un truco bastante popular, y consiste en echar el líquido caliente, con el propósito de reducir las probabilidades de que salgan esos molestos grumos.

También tienes que estar atento de apagar el fuego una vez esté hirviendo, pues no queremos ocasionar un accidente relacionado con los productos lácteos en la cocina. Después tendrás que verterlos en el molde una vez estén fríos y posteriormente introducirlo a la nevera durante unas tres horas, al menos.

Finalmente, tendrás que añadir una capa de mermelada de fresa, o puede ser del sabor que prefieras, esto es totalmente a tu gusto, y adornarlo con las virutas de chocolate, si es que al final decidiste usar este ingrediente, el cual, como hemos mencionado, es opcional.

Luego ya la tarta de cuajada estará más que lista para que todos puedan comerlas. Si te apegaste a nuestra receta y preparación, entonces deberías prepararte psicológicamente para recibir los halagos y felicitaciones por tan delicioso postre que encantó a todos, pues es lo más probable.

Información adicional sobre el postre

Esta tarta de cuajada, como hemos mencionado incontables veces a lo largo del artículo, es un postre sumamente sencillo de preparar y que no te tomará más de 20 minutos en lograrlo. De hecho, lo que más tarde es esperar que enfríe en la nevera, pero en esencia, es algo que podrás resolver en cuestión de minutos.

Además, puedes crear tus propias variaciones con la mermelada, ya sea de fresa u otro sabor, además puedes incluirle chocolate y mejorar aún más el delicioso sabor de esta receta. Y es que este es uno de sus puntos más positivos, que admite variantes en su preparación.

¿A qué esperas?