Saltar al contenido

Receta de tarta de manzana con crema pastelera perfecta

Receta de tarta de manzana con crema pastelera perfecta

La tarta de manzana con crema pastelera es el postre indicado para una ocasión especial, brunch o merienda.

La suavidad de la crema pastelera, la base crujiente y el punto exacto de dulzor que aporta la manzana, hacen de esta tarta el postre perfecto y predilecto de muchos.

Sin importar la opción que elijas: hojaldre o masa quebrada, no va a cambiar la excelente combinación de sabor que existe entre la crema pastelera y las manzanas.

Tarta de manzana con crema pastelera y hojaldre

Tarta de manzana con crema pastelera y hojaldre

La tarta de manzana con crema pastelera y hojaldre es una excelente versión de este clásico postre.

Puedes prepararla utilizando una lámina de hojaldre comprada en el supermercado o asumir la tarea de hacer tu hojaldre.

Además, es un postre que te saca de apuros, pues necesitas menos de una hora para su elaboración.

Ingredientes

Ingredientes

La tarta de manzana con crema pastelera y hojaldre no requiere de muchos ingredientes.

Se necesita una lámina de hojaldre, 50 gramos de mermelada de melocotón, crema pastelera y dos manzanas.

Para elaborar la crema pastelera debes tener 500 mililitros de leche, 100 gramos de azúcar, 40 gramos de maicena, una cucharadita de esencia de vainilla y cuatro yemas de huevo.

Procedimiento para la tarta de manzana con crema pastelera

Procedimiento para la tarta de manzana con crema pastelera

Para empezar, precalienta el horno a 220º centígrados.

Toma la lámina de hojaldre y cubre el molde que emplearás para tu tarta de manzana.

Asegúrate de ajustarlo bien y que las esquinas queden hacia adentro. Verifica que todo esté perfecto y corta el exceso de hojaldre. 

Emplea un tenedor y comienza a trinchar la base de hojaldre para evitar que se infle. 

Para asegurarte de que no se levante, coloca papel de horno sobre el hojaldre y unas alubias para añadir peso durante unos minutos.

Introduce el molde dentro del horno durante 15 o 20 minutos para que dore. Mientras esperas que se hornee el hojaldre, prepara la crema pastelera.

Sirve parte de la leche en un vaso y reserva. Agarra cuatro huevos y separa las claras de sus yemas.

Añade las yemas de huevo, el azúcar y un poco de leche en una cazuela. Mezcla con un batidor para integrar los ingredientes.

Coloca la cazuela a fuego medio y vierte el resto de la leche junto a la cucharadita de esencia de vainilla. 

Disuelve la maicena en el vaso de leche que reservaste al inicio y añádelo a la cazuela. Remueve de forma constante hasta que la mezcla espese.

Al tener la consistencia deseada, sirve la crema pastelera en un plato hondo y cubre con papel film.

Saca la base de la tarta de manzana, retira el papel de horno con las alubias y comienza a extender la crema pastelera sobre el hojaldre.

Corta las manzanas en finas láminas y decora la tarta. Vuelve a hornear durante 20 minutos para que se dore.

Pasado el tiempo, utiliza una brocha para cubrir las manzanas con la mermelada de melocotón.

Y listo, solo restará esperar que se enfríe para comer tu tarta de manzana con crema pastelera. 

Versión de tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada

Versión de tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada

La tarta de manzana con crema pastelera no se prepara solo con masa de hojaldre, la masa quebrada también es una excelente opción.

Aunque su tiempo de elaboración es más extenso, vale la pena por su increíble sabor y textura.

Ingredientes

Ingredientes tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada

Para preparar esta segunda versión de la receta necesitas masa quebrada, tres manzanas rojas, crema pastelera, una cucharada de mermelada de melocotón, compota de manzana y dos cucharadas de agua.

La base de masa quebrada requiere 150 gramos de harina de trigo, un huevo, 60 gramos de mantequilla y media cucharadita de sal.

La compota de manzana necesita una manzana roja, una cucharada de agua, ¼ de cucharadita de canela y una cucharada de azúcar.

Por último, los ingredientes para el relleno de crema pastelera son tres yemas de huevo, 35 gramos de maicena, una cucharadita de esencia de vainilla, 75 gramos de azúcar y 400 mililitros de leche.

Paso a paso para hornear tarta de manzana con crema pastelera

Paso a paso para hornear tarta de manzana con crema pastelera

Comienza tu tarta de manzana con crema pastelera haciendo la masa quebrada.

Toma un bol y tamiza la harina de trigo con un colador. Corta la mantequilla en varios trozos y utiliza tus manos para mezclarla con la harina hasta obtener una textura de migas.

Agrega el huevo, el azúcar y sal a la masa. Sigue removiendo con las manos para integrar todo y obtener una bola de masa.

Cubre el bol con papel film y deja reposar en el refrigerador durante media hora. Mientras tanto, procede a preparar la compota de manzana y la crema pastelera.

Pela las manzanas, retírales el corazón y corta en pequeños trozos. 

Introduce los pedazos de manzana dentro de un envase apto para utilizar en microondas y añade el azúcar y agua. Calienta en el microondas durante tres minutos dejando una esquina del envase abierta.

Pasados los tres minutos, remueve los ingredientes y calienta de nuevo por tres minutos. Retira el envase del microondas, vierte la manzana en una batidora junto a la cucharadita de canela y mezcla.

Sirve en un plato para que se enfríe y reserva para continuar con la receta.

Ahora es momento de la crema pastelera, el relleno de este postre.

Sigue el mismo procedimiento para prepararla que te mencionamos en la receta anterior. La diferencia está en que esta versión mezcla la compota de manzana con la crema pastelera.

Asegúrate de mezclar bien para que no queden grumos. Sirve en un bol, cubre con papel film y espera a que se enfríe. 

Precalienta el horno a 180º centígrados diez minutos antes de que el tiempo de reposo de la masa quebrada termine.

Estira la masa sobre tu mesa de trabajo utilizando un rodillo para lograr que tome la forma del molde. 

Engrasa el molde con mantequilla y extiende la masa quebrada hasta cubrir el interior del molde. Coloca una lámina de papel de cocina sobre la masa y añade unas alubias para hacer peso.

Introduce la masa quebrada en el horno durante 20 minutos o hasta obtener una masa crujiente y dorada.

Corta las manzanas de la decoración mientras se hornea. Pélalas, quítales el corazón y córtalas en finas láminas.

Una vez horneado, saca del horno el molde con la masa quebrada y retira el papel de horno con las alubias.

Rellena la base de la tarta con la crema pastelera y cubre con las láminas de manzana que cortaste. Pinta las manzanas con una mezcla de mermelada de melocotón y una cucharada de agua.

Lleva el molde al horno por otros 25-30 minutos o hasta que las manzanas estén doradas.

Retira la tarta de manzana con crema pastelera del horno, espera a que se enfríe y sirve a tu gusto.

Consejos para elevar tu tarta a nivel de pastelería

Consejos para elevar tu tarta a nivel de pastelería

A pesar de que ambas recetas de tarta de manzana con crema pastelera son sencillas de preparar, unos buenos consejos nunca están de más.

En el caso de la maicena que requieren ambas recetas, puedes sustituirlas por harina de trigo. Sin embargo, te recomendamos utilizar la maicena para una textura más sutil.

No es necesario utilizar esencia de vainilla. Puedes eliminarla de la receta o utilizar las semillas de vainilla infusionadas en la leche para la crema pastelera.

Si buscas aportar mayor sabor a la crema pastelera, agrega ralladura de limón o una cucharadita de canela.

Debes prestar atención al proceso de horneado. La base de la tarta de manzana con crema pastelera tiene que dorar, más no pasarse de cocción ni quemarse.

Por último, puedes espolvorear azúcar glasé para terminar la decoración de la tarta.