Saltar al contenido

Cómo hacer la tarta de requesón mallorquina

Sin duda uno de los postres más deliciosos que, además de no requerir de ingredientes muy complicados ni costosos, también resulta bastante fácil de preparar, es la tarta de requesón mallorquina o también conocida como greixonera de brossat.

Como su nombre lo indica, esta tarta es originaria de Mallorca y se lleva preparado desde hace muchos años atrás. Algunas personas cambian algunos ingredientes para hacerlas más a su gusto, pero la receta de la tarta de requesón mallorquina es invariable.

Hemos preparado este artículo, pues te contaremos todo lo que debes saber sobre su preparación e ingredientes.

No obstante, antes de contarte y explorar de forma más detallada este delicioso postre, es importante que te contemos un poco más sobre la tarta de requesón mallorquina, para que te familiarices con ella si nunca la has probado.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es tarta-requesón.jpg

Tarta de requesón mallorquina

Este postre es la debilidad de muchos, tanto niños como adultos, por su delicioso sabor y textura. Sin embargo, como hemos mencionado, cada persona puede modificar un poco la receta original para hacerla suya.

De hecho, hay quienes cuentan que, para evitar que la masa de la tarta les quede muy líquida, le añaden un pequeño bizcocho o trituran una magdalena para incluirla. De este modo, aseguran que el resultado no tiene igual y se mejora mucho más la receta original.

No obstante, y para efectos de la preparación, vamos a apegarnos a los ingredientes y forma de prepararlo originales. Ya queda de parte de cada uno ver si le altera algo o no.

Ingredientes de la tarta de requesón mallorquina

Este postre mallorquino se caracteriza por ser tan delicioso como fácil de preparar, pero antes de conocer esto, es importante que sepamos cuáles son sus ingredientes.

En primer lugar, vamos a necesitar al menos 500 gramos de requesón, lo que es igual a medio Kg; un total de 6 huevos, 250 gramos de azúcar, la ralladura de la piel de un limón, una cucharadita de canela molida, unos 300 ml de leche, ensaimadas o media luna.

Como ves, son ingredientes bastante sencillos de conseguir y que no son costosos. Esto significa que, si en las tardes se te pega un antojo de algo dulce, puedes optar por preparar una tarta de requesón mallorquina y saciar el apetito. De hecho, desde acá te aseguramos que se te hará tremendamente difícil controlarte y evitar comerte todo el postre de un bocado.

Ahora que conocemos todo lo que necesitamos para preparar este delicioso postre, debemos pasar a conocer cómo podemos hacerlo y disfrutar rápidamente de su sabor.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es tarta-de-requesón-1024x585.jpg

¿Cómo preparar una tarta de requesón mallorquina?

Desde ya te adelantamos que la preparación de esta receta de tarta de requesón mallorquina es bastante sencilla, y por eso se ha vuelto tan popular, ya que no es como otros dulces en los cuales tienes que esperar mucho tiempo para que estén listos y, aparte de eso, su preparación es más tediosa o complicada.

Para comenzar, es necesario que añadamos la leche en un cazo y también la piel rallada del limón. Hecho esto, tendremos que ponerla al fuego.

Mientras esto se cocina; debemos añadir el requesón, la canela y el azúcar en un bol, para posteriormente mezclar muy bien todos estos ingredientes.

En otro bol, deberás desmenuzar la ensaimada o un par de medias lunas, si te decidiste por estas, luego de haberlas tostado en el horno. En este punto, ya la leche habrá empezado a hervir, por lo que la vamos a añadir al bol en que nos encontramos trabajando y asegurarnos de mezclar todo muy bien.

La mezcla obtenida, tendremos que unirla en el bol donde teníamos el requesón y el azúcar para, acto seguido, mezclar bien. Es importante hacer hincapié en este punto, pues debes asegurarte de que se una todo de forma homogénea.

Entonces, debemos batir los huevos que seleccionamos para preparar la tarta de requesón mallorquina, y añadirla también al bol. Nuevamente y, como hicimos en el párrafo anterior, siempre cuidando que todo se una y se mezcle bien. Es fundamental obtener una masa homogénea.

Después tendremos una mezcla, la cual vamos a añadir en una cazuela de barro, la cual deberá estar untada de mantequilla con anterioridad, esto con el fin de evitar que la masa se pegue a esta y se arruine.

Finalmente, ponemos la cazuela con la mezcla en el horno a una temperatura de 150 grados por unos 45 minutos. De este modo, conseguiremos que se cocine muy bien la mezcla y evitar que quede líquida en algunas zonas.

Cuando haya pasado este tiempo, podremos retirar del horno y dejarle reposar durante unos minutos, ya que si se sirve caliente, existe la posibilidad de que se arruine la estética y se rompa todo. Es por esta razón que se aconseja esperar a que se enfríe un poco.

Pasados un par de minutos, y si la sientes fresca, ya podrás servirla y disfrutar de este exquisito postre mallorquino, el cual guarda mucho parecido con una torta, pero su sabor es muy diferente, por otro lado si deseas almacenarla en el frigorífico, puedes dejar la tarta en un envase de aluminio para tartas. Aunque algunas personas, antes de picar y servir este delicioso postre, le rocían un poco de azúcar por encima para darle una mejor apariencia y endulzar un poco más la tarta.

Al darle la primera mordida, vas a entender por qué motivo, líneas más arriba, te contamos que algunas personas sufren de complicaciones para no acabarse el postre en un santiamén.

Y esto es todo. De esta forma ya habrás preparado una deliciosa tarta de requesón mallorquina y disfrutarla en cualquier ocasión del día y del año.

Esta es, además, una excelente merienda o postre para los niños. Queda de tu parte hacer las modificaciones que creas conveniente, ya sea quitarle algún ingrediente o añadirle uno. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, solo consiguen potenciar ese exquisito sabor y esa suave textura.

Consejos finales

Es importante añadir una última cosa, y es que muchas personas, sobre todo cuando tienen familiares que sufren de enfermedades como la diabetes, reemplazan el azúcar por unos gramos de stevia o un tipo de edulcorante que estas personas puedan ingerir.